REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Android Auto es un sistema muy útil por su compatibilidad con aplicaciones como Waze, WhatsApp y Spotify. Está conectado al sistema central del vehículo, siendo capaz de hacer un diagnóstico completo del auto cada vez que se activa, permitiendo saber de manera fácil y accesible si existe algún problema.

Y he ahí el problema. Android Auto recopila toda esta información, y la envía directamente a sus servidores. Toda la información de tu auto, incluyendo ubicación, velocidad, niveles de fluidos, temperatura del motor.

En un comunicado Google rechazó estas acusaciones. “Nos tomamos la privacidad muy seriamente y no recolectamos la información que el artículo de Motor Trend dice, como aceleración, temperatura de aceite y temperatura de líquido congelante.” Dijo Google, “Los usuarios optan por compartir información con Android Auto que mejora su experiencia”

Probablemente recuerden que hace tiempo un par de hackers infames lograron controlar remotamente una Jeep Cherokee en movimiento, quitándole por completo el control del vehículo al conductor. En esa ocasión(en una prueba controlada), los hackers obtuvieron acceso a los sistemas de frenado, dirección y transmisión por medio del sistema Uconnect de Jeep. Esto llevó a Chrysler a retirar de las calles 1.4 millones de vehículos alrededor del mundo.