WASHINGTON (Reuters) – Europa no se decantará por un bando en la disputa comercial entre Estados Unidos y China, afirmó un alto funcionario europeo, que añadió que la exención temporal concedida a la Unión Europea a los aranceles impuestos a la importación de acero y aluminio debería convertirse en permanente.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, dijo que el comercio fue uno de los principales asuntos discutidos con funcionarios estadounidenses en los márgenes de los encuentros del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial esta semana en Washington.

Moscovici dijo a Reuters que se reunió con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, con el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y con el máximo asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

“Las guerras comerciales son como todas las guerras, destructivas”, afirmó en una entrevista. “Debemos lograr un aterrizaje suave en el debate actual. Esto significa encontrar primero un camino entre Estados Unidos y la UE para (…) pasar de una exención temporal a una definitiva”, señaló.

“Estamos discutiéndolo de forma activa, con un espíritu bastante constructivo con nuestros amigos estadounidenses y espero que tengamos una decisión para el 1 de mayo”, señaló, en referencia a la fecha en la que expira la exención temporal.

El bloque europeo reaccionó con ira cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero y del 10 por ciento a las del aluminio, para contrarrestar lo que fue descrito como una competencia internacional injusta. Además de la UE, varios países recibieron exenciones temporales.