MÉXICO.-El excampeón mundial Manny Pacquiao quiere retirarse en su natal Filipinas, pero confiesa que faltan al menos un par de peleas más, después de la que sostendrá ante el argentino Lucas Mathysse en Kuala Lumpur, Malasia, el próximo 14 de julio, para que ese momento llegue.

Pacquiao hizo el anunció durante la gira de  promoción para la batalla por el campeonato Welter de la Asociación Mundial de Boxeo -por cierto único organismos del que el ‘Pacman’ no tiene títulos el filipino- Pacquia.

En  Malasia Pacquiao dijo que no está acabado y que Matthysse es el rival ideal para demostrarlo, pues aporta una dosis de peligro muy importante.

“Definitivamente esta no será mi última pelea”, dijo Manny a reporteros en la nación que albergará su combate. “Quiero que mi última pelea sea en Filipinas, pero aún creo que faltan un par de peleas más hasta que me retire”, añadió el peleador zurdo de 39 años, quien no ha quitado la mira del ucraniano Vasyl Lomachenko en caso de que salgan ambos ganadores, él ante Lucas y Vasyl ante Jorge Linares.

Con marca de 59 triunfos, siete derrotas, dos empates y 38 nocauts, el veterano filipino señaló que ante Lucas, de 36 años y foja de 39-4 con 36 nocauts, la gente tendrá un espectáculo de calidad. “El estilo de Matthysse es bien agresivo. A él le gusta estar adentro en la pelea, frente a frente. No le gusta correr ni bailar en el ring”, recalcó el ‘Pacman’.

Debido a ello, Pacquiao se dijo consciente del riesgo que corre. “Tienes que trabajar en tu estamina y estar ciento por ciento enfocado, porque si no lo estás, no hay razón para pelear con alguien como Matthysse”, dijo el tagalo, que aún no decide si integrará a su equipo al legendario entrenador Freddie Roach.

Tras unos días de promoción en Filipinas y Malasia, Lucas volverá a California, Estados Unidos, para comenzar la parte más fuerte de su preparación rumbo al combate de su vida, mientras que Pacquiao volverá a casa a continuar con sus labores tanto en la política como en el gimnasio.

“Esta pelea va para los fans, los fans que gustan de peleas llenas de acción, llenas de golpes, porque eso es exactamente lo que vamos a hacer”, sentenció Manny, que volverá al ring después de haber caído en julio pasado ante el australiano Jeff Horn, en un pleito realizado en Melbourne.