SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Aunque mantiene una posición neutra sobre la despenalización del aborto en la República Dominicana, el pastor Ezequiel Molina dijo que es una decisión que se debe dejar en manos de los médicos y las mujeres, y no de los legisladores.

Reiteró que está de acuerdo con que se preserve siempre la vida y externó su posición sobre el tema desde el punto de vista clínico.

En caso de que en el país exista una norma en contra del aborto, como se prevé en el proyecto de ley del nuevo Código Penal dominicano, los médicos se verían obligados a actuar bajo presión al momento de tomar una decisión.

Esto lo explica Molina, quien considera que mientras no haya una decisión sobre el tema en el Congreso, lo mejor es dejar las cosas como están en la actualidad.

“Estoy de acuerdo con la vida, no estoy con el aborto en ninguna de sus funciones, ahora desde el punto de vista clínico, cuando voy al medico y me tiran en el quirófano y me anestesian, es el medico que determinará”, expresó.

Al respecto se pronunció también Nersido Borg, reverendo y presidente de la Mesa de Diálogo y Representación Cristiana, quien mantiene una única posición de que se respete la vida y en contra de la interrupción del embarazo.

Los representantes de la iglesia evangélica se pronunciaron también sobre el conflicto interno que sostienen algunos partidos políticos por la aprobación de la ley de partidos y la modalidad de las primarias, sobre lo que dicen afecta la democracia dominicana.