15 de Diciembre, 2018
Por:  - sábado 28 abril, 2018

Cirujanos consideran innecesarias muchas de las amputaciones se hacen en el país

República Dominicana-El presidente de la Sociedad Dominicana de Cirujanos de Pie Diabético, doctor Fabio Alcántara aseguró que la cantidad de amputaciones que se registran en el país son alarmantes.

El especialista asegura que muchas son innecesarias, pues las autoridades las prefieren en vez de evitarlas o curarlas.

El doctor Fabio Alcántara asegura que pese a que la mayoría de ellas son en el sector privado, casi se igualan a la de los hospitales del Estado.

De su lado, la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) comparte la preocupación de médicos y sectores por la situación de los pacientes con complicaciones, por lo que dará los pasos para que el Seguro Familiar de Salud (SFS) incluya a los pacientes diabéticos y que estos tengan una cobertura más integral.

Respecto a las terapias, Alcántara pidió al Gobierno dominicano hacer que lleguen a los pacientes y habló de la alta efectividad del medicamento cubano Heberprot-P, el cual no está cubierto por el Plan Básico de Salud.

Señaló que las salas de cura están llenas de pacientes con complicaciones, y que esto ocurre tanto en el sector público, como en el privado, pero que los que mayor deterioro registran son los que van a los hospitales del Estado.

Sugirió a las autoridades habilitar nueve grandes unidades para pie diabéticos en igual número de regiones del país.

Insistió en que los datos de siete amputaciones a la semana se quedan cortos ante la realidad nacional.

Mientras el doctor Pedro Luis Castellanos, superintendente de Salud expresó que comparte la preocupación en torno a las dificultades que afrontan los pacientes diabéticos.

Aseguró que trabajan en hacer los estudios correspondientes para que el Seguro Familiar de Salud pueda incluir la cobertura de la atención integral de la diabetes y sus complicaciones, manteniendo la sostenibilidad financiera del sistema.

A Castellanos le parece oportuna la ocasión para señalar que los actores del sistema de salud deben esforzarse por fortalecer las atenciones de prevención secundaria y protocolizarlas en el sistema.