REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La niñera dominicana Yoselyn Ortega fue condenada hoy a cumplir cadena perpetua tras ser hallada culpable de asesinar a dos niños que cuidaba en Nueva York.

En abril pasado, Yoselyn Ortega, de 56 años, fue declarada culpable de dos cargos de asesinato en primer grado y de otros dos de asesinato en segundo grado, por apuñalar hasta la muerte a Lucia Krim, de seis años, y a Leo Krim, de dos, en su casa de Upper West Side, en Manhattan, durante octubre de 2012.

Cyrus R. Vance Jr., fiscal del distrito de Manhattan, señaló en un comunicado emitido este lunes que Ortega violó la confianza de una familia de la “manera más espantosa que se pueda imaginar” y que “Leo y Lulu nunca vivirán las vidas que les esperaban”.

Previo a escuchar su sentencia, la niñera, que se había declarado inocente alegando demencia, habló en la sala, a través de un intérprete, para señalar que lo lamentaba mucho. “Mucha gente me ha deseado lo peor”, dijo, según medios locales.