REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El peor de los escenarios se ha adueñado de Valdivia, un municipio en el norte de Antioquía que tiene unos 20.000 habitantes, ha recibido 2.000 más en las últimas horas debido a la emergencia que ha provocado el taponamiento de túneles en el Proyecto Hidroeléctrico Ituango. Y lo peor puede llegar en las próximas horas y si la presa revienta y se lleva por delante varios municipios de la localidad.

La tragedia es mayor aún porque provocaría una tragedia ambiental y social sin precedentes, no solo en los 5 municipios que verían comprometida su existencia si se rompe, sino porque esa presa representa el 17% de la demanda de energía eléctrica de Colombia, la mas grande del país.

El pasado miércoles se produjo un incidente en la presa debido a que un alud bloqueó los acceso al cuarto de máquinas y provocó que un fuerte afluente de agua saliera por las galerías. Eso provocó la primera evacuación.

Por su parte, el docente de ingeniería Ambiental de la Universidad Central y especialista en infraestructura hidráulica, Gélber Gutiérrez, consideró que este problema en Hidroituango se pudo haber generado porque no se siguió con el protocolo de terminación de la obra y de llenado del embalse.