SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Contrario a lo que muchas familias pudieran creer,  la celebración del día de las madres no siempre es motivo de alegría, esto debido a la ausencia física de ese ser que sin importar cuántos años pasen desde su partida, siempre en esta fecha será motivo de tristeza y añoranza.

Este domingo cientos de familias acudieron al cementerio de la Máximo Gómez para homenajear con flores y cánticos la memoria de ese ser querido.

El sentimiento de tristeza que surge al recordar la partida de una madre no abandonó el rostro de las personas que acudieron este domingo al cementerio de la Máximo Gómez para depositar flores, velas y velones en la tumba de mamá.

Como si de una cita se tratara,  las personas se movían solas y en grupos hacia el lugar donde descansan los restos de ese ser amado.

Un ejemplo son los restos de los padres de Altagracia Federica, que reposan en este cementerio desde hace más de seis años. Como de costumbre Altagracia vino junto a su familia y con lágrimas en los ojos explica qué significa esta fecha para ella.

Las quejas de inseguridad en el lugar por parte de estos ciudadanos eran escasas, más sin embargo no inexistentes.

Durante todo el día la entrada y salida de personas en vehículos y a pie era constante, provocando por momentos  largos taponamientos.