Unos once combatientes leales al presidente sirio, Bachar al Asad, incluidos varios extranjeros, murieron en las últimas horas en enfrentamientos con el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el noreste de Siria.

Entre los muertos en los combates que tienen lugar desde la tarde del sábado en los frentes de Albukamal y Al Mayadín, en la provincia de Deir al Zur, hay militares sirios y extranjeros, según la ONG, que no precisó la nacionalidad de las víctimas.

Al ofrecer la información, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos de ese país dijo que con esta nueva cifra, ascienden a 76 los leales a Al Asad, entre ellos 9 soldados rusos, y 25 yihadistas fallecidos en los combates entre ambos en los últimos días en Deir al Zur, además de en Damasco y la provincia de Homs, según la ONG.

El Observatorio advirtió de que los enfrentamientos han causado varios heridos, algunos de los cuales se encuentran en estado grave, por lo que podría aumentar el número de víctimas mortales.

El Ministerio de Defensa de Rusia informó hoy de que cuatro militares rusos han muerto y otros cinco han resultado heridos en un ataque perpetrado por un grupo terrorista en Deir al Zur.