SANTO DOMINGO, RD.-El presidente del Partido Frente Amplio y Diputado Nacional, Fidel Santana, definió a Danilo Medina como un reeleccionista “impenitente”  que desayuna, almuerza y cena con reelección, su postre es la reelección, y en la noche cuando duerme tiene pesadilla con la reelección.

El dirigente político opositor señala que los peledeistas que presentan proyectos presidenciales son fichas que como buen titiritero mueve el presidente Danilo Medina.

Fidel Santana explicó que el Presidente Danilo Medina sigue moviendo cartas en busca de otra oportunidad para quedarse en el poder más allá del 2020.

El diputado del Frente Amplio dijo sin embargo, que en esta ocasión el Presidente Medina tiene factores internos y externos que no le favorecen, como son el expediente de Odebrecht que lo maneja Estados Unidos, y la confrontación interna que mantiene con el ex presidente Leonel Fernández.

Fidel Santana fue el invitado de este lunes al programa El Poder de la Gente, que se difunde de lunes a viernes de cinco de la tarde a siete de la noche por E N Televisión a través de los canales 31 y 1031 de Claro y 33 y 438 de Altice, donde agregó que Danilo Medina es un experto en la promoción de contradicciones, que se ha dedicado a desmantelar el Estado Dominicano, asumiendo la dirección de todos los ministerios.

“Danilo Medina maneja el Estado como un colmadero con un lapicero”, expresó el presidente del Frente Amplio.

Criticó que en República Dominicana exista un Despacho de la Primera Dama con presupuesto económico que lo asigna el Estado, lo que a su juicio no tiene sentido.

Sobre la seguridad pública, Fidel Santana afirmó que el Gobierno fracasó en ese renglón, y sobre el caso de Odebrecht indicó que Jean Alain Rodríguez fue colocado en el Ministerio Público para impedir que el expediente sobre los sobornos de la constructora brasileña llegue hasta el palacio Nacional.

Sobre su partido, informó que se trabaja en la expansión del Frente Amplio, formando estructuras  en los municipios donde todavía la organización no tiene presencia política.