SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En cubetas y galones deben cargar el agua los residentes en el sector Villa Francisca del Distrito Nacional ante la escasez que los afecta, problemática que, según señalan, arrastran desde hace varias décadas ante la mirada indiferente de las autoridades.

Sostienen que el agua en ese sector llega de dos a tres veces por semana por espacio de entre una y cuatro horas, sin embargo no sube a las casas, por lo que los lugareños conectan mangueras directamente del registro.

La situación de los moradores en Villa Francisca se agrava pues deben succionar el agua con bombas eléctricas que no todos poseen, mientras son dependientes de la energía eléctrica, que también es precaria.

A la deficiencia en los servicios de energía eléctrica y agua potable se suma el mal estado de las calles, que con sus hoyos y baches dificulta el paso a los transeúntes y vehículos.