Santo Domingo.-Pese a que Rafael Leónidas Trujillo está considerado como el dictador más cruel de la historia de Latinoamérica y, al que se le atribuye la muerte de más de 50 mil dominicanos, residentes en el Gran Santo Domingo entienden que el país necesita otro como él, que ponga orden y frene la inseguridad y los escándalos de corrupción que actualmente vive la República Dominicana.

Sin embargo, otros pese a que consideran que se necesita un Gobierno de mano dura entienden que un régimen dictatorial traería graves consecuencias, citando los ejemplos de otros países.

Respecto a las aspiraciones presidenciales de Ramfis Trujillo, nieto del tirano, algunos de los entrevistados señalan que constitucionalmente puede hacerlo, mientras que otros entienden que no se le debería permitir, alegando que seguiría el patrón de su abuelo.

En nuestro recorrido visitamos el Monumento levantado en honor a Los Héroes del 30 de Mayo,  y su estado abandono y deterioro es innegable, evidenciado en las grietas que presenta en su estructura.