Historiadores y estudiosos de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, externaron diferentes reacciones sobre la situación que a su juicio vive la República Dominicana, 57 años después.

El presidente de la Fundación Héroes del 30 de Mayo, Eduardo Díaz y el político e historiador, Hugo Tolentino Dipp, reconocen que fue necesario el ajusticiamiento del tirano, pero afirman que 57 años después la población dominicana sigue siendo víctima de situaciones que eran repudiadas en esa época.

Esas consideraciones no son compartidas por el Presidente de la Comisión Nacional de Efemérides Patrias, Juan Daniel Balcácer, quien destaca los avances logrados después de la muerte del tirano y resalta las diferencias entre aquella época y la actual.

Para el historiador, la situación de criminalidad, la delincuencia y la corrupción son parte del crecimiento demográfico que ha tenido el país a través de los años, pero entiende que de ninguna manera se puede hacer una comparación entre aquella época y la actual.

Como es costumbre cada 30 de mayo, este miércoles la fundación realizó un acto de recordación del ajusticiamiento de Trujillo, en el Monumento construido a la altura del kilometro 10 de la Autopista que lleva ese nombre, donde ocurrió el hecho en el año 1960.