La filial de ACROARTE en Nueva York, declaró al legendario empresario artístico dominicano José A. Tejeda, nativo de San Cristóbal y quien, de su mano, el merengue se vistió de gala en esta ciudad en las décadas de los setentas, ochentas y noventas, como “El Padre del Merengue en Nuevas York”, aunque también logró montar espectáculos y conciertos en otros estados de Estados Unidos.

Tejeda, quien fue el exponente principal en el segundo conversatorio sobre la historia del merengue en Nueva York, organizado por ACROARTE en el Comisionado Dominicano de Cultura (CODOCUL), recibió una placa con la declaratoria de manos de los principales directivos de la filial, presidida por el periodista Adalberto Domínguez, el ex presidente Roberto Jerónimo, la periodista y locutora Zunilda Fondeur y otros.

Al entregarle el reconocimiento a Tejeda, Domínguez, resumió la trayectoria del empresario y sus aportes para mantener al merengue en la cima durante esa varias décadas, recordando que el promotor y propulsor del género, llevó el género a los escenarios más prestigiosos de Nueva York y otras ciudades importantes, como el Felt Forum del Madison Square Garden, Radio City Hall, Carnegie Hall, Lincoln Center y a un evento encabezado por el presidente George W. Bush y su fallecida esposa, la primera dama Barbara Bush, celebrado en el hotel Plaza de Manhattan.

Tejeda, también organizó con gran éxito, los festivales del merengue en Nueva York, que acogieron a las más pegadas orquestas del momento y fue fundador de la discoteca “Las Vegas” en el Alto Manhattan, la que vendió para establecerse en Studio 84, en cuya tarima tuvieron la oportunidad las figuras más señeras de esas épocas.

El empresario, a quien la mayoría de los asistentes al evento, le pidieron que vuelva a Nueva York para retomar su espacio, como el mejor de varias décadas, dijo que cuando decidió retirarse, lo hizo, porque el hábito del trabajo y el ahorro, le permitieron retirarse joven y quiere seguir dedicado al descanso y a compartir su vida con su esposa, hijos y nietos.

Narró parte de su historia, con anécdotas enriquecedoras de su experiencia y promotor, diciendo que “el buen empresario, nunca se enamora de un o una artista, sino del éxito que tengan”, en el momento de contratarlos.

Dijo que esa fue parte de la clave para los logros que pudo cosechar.

Otros exponentes que contaron sus historias, fueron Alex Bueno, Aramis Camilo, Henry Hierro, Yolanda Duke, Janille, Mayra Bello, Víctor Roque, Anthony Collado, Franklin Rivers y Mariluz Galván.