República Dominicana-La Policía Nacional insiste en su llamado a la población de practicar la tolerancia como método para evitar situaciones lamentables que lleven luto a las familias dominicanas.

En ese sentido, el vocero del organismo, coronel Frank Félix Durán Mejía, entrevistado en un programa radial, señaló que son las propias estadísticas con que cuenta la institución sobre los homicidios, las que dan cuenta de que en la sociedad hace falta una mayor tolerancia.

El portavoz de la uniformada validó lo planteado por el especialista en seguridad ciudadana Daniel Pou, de que el 66 por ciento de los homicidios que ocurren son por problemas de convivencias.

“Nosotros lo estamos viviendo y hemos hecho llamados reiterativos a la sociedad de que tenemos que ser más tolerantes, más compresivos y hacer uso de lo que es el diálogo”, expresó el coronel, al tiempo de valorar el papel que juegan las juntas de vecinos en situaciones como estas.

Durán Mejía indicó que conflictos como el ocurrido en el sector La Toronja pasan a diario en diferentes partes del país. “Este caso porque se hizo mediático porque hubo tres muertos, pero eso pasa con mucha frecuencia”, dijo al citar que hace dos meses un ingeniero de San Pedro de Macorís mató a un vecino por una pared.

“Un ingeniero, es decir, que no estamos hablando de gente que no tiene educación”, enfatizó.

El vocero de la Policía sostuvo que estos casos les restan tiempo a los miembros de la uniformada para dar respuesta a otros, debido al proceso que requiere el mismo.

Resaltó que ante un hecho de esa naturaleza, la Policía debe proceder a individualizar el caso, preparar expediente, interrogar personas, perseguir a autores y otras cosas en la que los agentes se deben involucrar.

Agregó que este tiempo debería ser destinado a otras hechos de mayor impacto e importancia, como las labores de prevención y persecución de otros tipos de delitos.

Durán Mejía aseguró que en la Policía Nacional se encuentran en proceso de transformación, reconociendo primero que tienen males desde hace años que no lo resolverán “de un día para otro”.

“Primero tenemos que admitir que están ahí (los males) y ya esa es la primera base, cuando tú sabes que está mal y tu quiere cambiar. Las fallas estamos tratando de resolverlas”, puntualizó