Los responsables de la serie de televisión ‘Juego de Tronos’, emitida por la plataforma HBO y basada en la obra literaria de George RR Martin, esta última temporada que estarían a punto de finalizar su rodaje, han escarmentado de sesiones anteriores y no quieren dejar nada al azar para posibles filtraciones, ya sea por los hackers o algún empleado, con actores incluidos.

Han empleado unas estrictas normas de seguridad, casi futuristas, con textos que desaparecen digitalmente o la creación de varios finales.

Aún recordamos los ataques que sufrió la serie por parte de piratas informáticos que llegaron a chantajear a HBO exigiendo importantes cantidades de dinero para evitar destapar el contenido del final de temporadas anteriores, y ahora actores como Nikolaj Coster- Waldau o Emilia Clarke, han detallado algunas de las normas de seguridad que rigen dentro de los rodajes.

Han descrito que los guiones se les proporciona justo antes de su rodaje y de una manera digital sin posibilidad de poder acceder a ellos en los dispositivos sino es para el rodaje, y al finalizar se eliminan de una manera remota y definitivamente.

Afirman que las medidas de seguridad son casi enfermizas, pero lo entienden, siendo de lo más llamativo el rodaje de varios finales, así como varias escenas en esos finales, para evitar cualquier descuido involuntario por los actores o empleados del set de rodaje.