SANTO DOMINGO, RD.-El Pleno de la Junta Central Electoral rechazó una resolución del Senado de la República y este lunes ordenó la redistribución de los diputados representantes del Distrito Nacional y las provincias para las elecciones del 17 de mayo de 2020.

La resolución 01-2018 redistribuye los 178 escaños de la Cámara de Diputados en base a la población por provincias según los resultados del último Censo Nacional de Población y Vivienda (2010), y dispone que, con dicha redistribución, las provincias de Santo Domingo y La Altagracia aumentarán 7 y 1 escaños, respectivamente, mientras Barahona, Monte Plata, Duarte, La Vega, San Juan, San Pedro de Macorís, Espaillat y San Cristóbal perderán 1 escaño cada una.

La resolución había sido puesta a consulta de los partidos políticos reconocidos, de conformidad a la decisión del Pleno de la JCE del pasado 17 de enero del 2018. Igualmente, dicho proyecto formó parte de la agenda de la Audiencia Pública convocada y realizada por el Pleno de la JCE el pasado 16 de mayo de 2018, en la cual se recibieron los comentarios de parte de los delegados políticos presentes.

Para los fines del cálculo, el Pleno de la JCE tomó en cuenta la cantidad de representantes a distribuir (178 en total) y la población nacional, que de conformidad al IX Censo de Población y Vivienda del año 2010, asciende a 9,445,281 habitantes. Igualmente, según establece la Constitución dominicana, en ningún caso serán menos de dos diputados/as por cada provincia.

En tal sentido, la resolución dispone mantener la asignación de dos (2) representantes a las provincias de Pedernales (2), Independencia (2), Santiago Rodríguez (2), San José de Ocoa (2), Elías Piña (2), Dajabón (2), Hato Mayor (2), El Seibo (2), Hermanas Mirabal (2), Bahoruco (2), Samaná (2) y Montecristi (2); y mantiene la asignación de la misma cantidad de representantes que para las elecciones de los años 2010 y 2016 para las provincias María Trinidad Sánchez (3), Sánchez Ramírez (3), Valverde (3), Monseñor Nouel (3), Peravia (3), Azua (4), La Romana (4), Puerto Plata (6), Distrito Nacional (18) y Santiago (18).

Dispone también la reducción de la cantidad de representantes con relación a los años 2010 y 2016 a las provincias Monte Plata (de 4 a 3), Barahona (de 4 a 3), Espaillat (de 5 a 4), San Juan (de 5 a 4), Duarte (de 6 a 5), San Pedro de Macorís (de 6 a 5), La Vega (de 8 a 7), y San Cristóbal (de 11 a 10); y, por otro lado, aumenta los representantes de las provincias La Altagracia (de 4 a 5) y de Santo Domingo (de 36 a 43).

Como explican las motivaciones de la resolución, la Constitución del 2010 cambió el criterio de distribución de escaños por provincia, que hasta ese año fue el de un diputado por cada 50,000 habitantes o fracción mayor a 25,000. De conformidad al artículo 81,1) del texto constitucional vigente, la Cámara de Diputados estará compuesta por “ciento setenta y ocho diputadas o diputados elegidos por circunscripción territorial en representación del Distrito Nacional y las provincias, distribuidos en proporción a la densidad poblacional, sin que en ningún caso sean menos de dos los representantes por cada provincia”.

La sesión fue presidida por el presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán y participaron los miembros titulares Roberto Saladín Selin, Carmen Imbert Brugal, Rosario Graciano de los Santos y Juan Bautista Cuevas Medrano (supliendo al magistrado Henry Mejía Oviedo), así como el secretario general de la JCE, Ramón Hilario Espiñeira Ceballos.