SANTO DOMINGO, RD.-Francisco Domínguez Brito, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana y aspirante a la Presidencia de la República, manifestó preocupación por el tema del financiamiento de los partidos y actividades políticas,  advirtiendo que  el dinero mal habido debe ser sacado de la política.

Considera que el  proceso de precampaña y campaña  debe ser limpio y demostrable para evitar que manos oscuras se den a la tarea de patrocinar algún aspirante o candidato.

A juicio del ex procurador y dirigente del PLD, en el pasado hubo provincias  donde el dinero del narcotráfico promovió a su propio candidato, “algo que no se puede volver a repetir”, apuntó.

Entrevistado en el programa radial Sol de la mañana, Domínguez Brito opinó que  el dinero mal habido debe ser sacado de la política, tanto el proveniente de  la corrupción pública como del narcotráfico y que por ello hay que poner mucho empeño en este tema en el proyecto  de ley que se discute en la cámara de diputados.

“No puede ser que el dinero de la corrupción administrativa, el dinero del narcotráfico sea el que decida el proceso interno en los partidos”, aseveró Domínguez Brito en una reseña de sus declaraciones a cargo de la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

El dirigente político,  ex senador  del PLD por Santiago,  dijo que pese al tema de las primarias acaparar la atención en el debate del proyecto de Ley de Partidos, considera que el  financiamiento  debe ser tratado a profundidad en las discusiones y deliberaciones por una serie de órdenes  jurídicas que involucra.

“Esa Ley no habla de financiamiento para la precandidaturas, no contempla en estos momentos cual es la situación de los precandidatos  con la nueva ley de lavado, con los sujetos obligados, con las personas políticamente expuestas”, comentó en su calidad de jurista.

Dijo sentirse identificado con las gestiones de gobierno de su Partido tanto de la del ex Presidente Leonel Fernández, como la actual del Presidente Danilo Medina, a quienes agradece la confianza que depositaron en él para desempeñar funciones públicas.

“Yo me siento orgulloso de ser peledeísta”, enfatizó.