REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El Congreso del Perú suspendió de sus funciones al congresista Kenji Fujimori, hijo del expresidente Alejandro Fujimori y quien se encuentra investigado por posible compra de votos.

Fujimori deberá enfrentar un proceso penal, tras la aprobación por el pleno del Congreso peruano de una denuncia impulsada por el partido Fuerza Popular, que lidera su hermana mayor, Keiko Fujimori.

Kenji, quien fue el candidato al Congreso más votado en las dos últimas elecciones en Perú (2011 y 2016), afrontará una acusación ante la Justicia por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo, cohecho genérico y tráfico de influencias.

La decisión del Poder Legislativo de suspender a Fujimori también se extiende a los congresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez, ya que los tres habrían negociado votos con otros parlamentarios para evitar la destitución del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, situación que fue denunciada mediante un video en diciembre pasado.