20 de Enero, 2019
Por:  - miércoles 08 agosto, 2018

Bartolo Colón se convirtió en el pitcher latino con más victorias en las Grandes Ligas

TEXAS.-El dominicano Bartolo Colón ganó su juego 246 de su carrera y se convirtió en el lanzador latino con más triunfos en Grandes Ligas, dejando atrás al nicaraguense Denny Martínez, quien a lo largo de carrera consiguió 245 victorias.

La victoria 246 de Colón fue ante el conjunto de los Marineros de Seattle, donde lanzó durante 7 entradas, permitiendo 8 hits, cuatro carreras, con un ponche y su efectividad quedó en 5.18.

Detrás de Colón en la lista de todos los tiempos entre los Latinos con más victorias en las Grandes Ligas, están Juan Marichal (243) y Denny Martínez con 245.

Colón, nativo de Altamira, Puerto Plata superó a Martínez en su sexto intento y a la edad de 45 años.La hazá  llegó con su equipo número 11.Ahora de por vida el dominicano tiene marca de 246 victorias en contra de 186 derrotas.

Inició su carrera con los Indios d Cleveland en el año 1997 y jugado con los equipos de los Expos de Montreal, Medias Blancas de Chicago, Angelinos de los Angeles, Medias Rojas de Boston, Yanquis de Nueva York, Atleticos de Oakland, Metros de Nueva York, Bravos de Atlanta, Vigilantes de Texas.

Colón ha tenido una carrera de muchos exitos, en una ocasión fue considerado como uno de los lanzadores más dominante de las Grandes Ligas, fue cuatro veces seleccionado al juego de Estrellas,  lider en victorias de la Liga Americana en el 2005 y ganó el premio Cy Young en el 2005.

Sin embargo en un momento determinado Colón se vio fuera de béisbol debido a algunos problemas de lesión. Hizo recorrido que lo llevaron a lanzar en la Liga Campesina de la República Dominicana, lanzó para la Seleccion Dominicana hasta regresar a las Grandes Ligas.

Colón ha sabido reinventarse, cuando dejó de ser aquel veloz lanzador de sus primeros años con los Cleveland Indians y supo hacer la transición a un lanzador de más recursos, apelando a la maña y la experiencia para seguir sacando outs.

Pero su efectividad superior a las cuatro carreras limpias por cada nueve innings conspira en su contra a la hora de considerarlo el mejor latino de todos los tiempos.

Y sobre todo, en su contra está la mancha del uso de sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento, que le valió una suspensión por 50 juegos en el 2012, cuando formaba parte de los Oakland Athletics.De todos modos, su nombre está en el escalafón de los diez mejores pitchers latinos de todos los tiempos.