Logo Proceso.com.do
Lunes, 15 de Agosto, 2022

MOPC ignora deterioro carretera Manoguayabo “ahoga en el lodo” a transeúntes

República Dominicana.-Una vez más conductores, tanto del transporte público, como del privado, atribuyen al alcalde Francisco Peña la mayor cuota de responsabilidad del deterioro progresivo de la carretera Hato Nuevo-Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste.

La situación, que ya lleva más de dos años, se ha vuelto aun más crítica, con los charcos que han formado las lluvias registradas en los últimos días.

No solo los choferes se manifiestan molestos por los daños que provoca a sus vehículos el deterioro progresivo de la carretera. También se quejan los hombres y mujeres que están obligados a recorrer el difícil tramo, hasta llegar al lugar donde abordarán un motor, carro o guagua que los lleve a su destino.

Los lugareños atribuyen la responsabilidad de lo que consideran como un desastre mayúsculo, a la desidia del alcalde del municipio Santo Domingo Oeste, Francisco Peña, quien en varias ocasiones ha aclarado que a la alcaldía le corresponde trabajar con las calles internas de los barrios y, al Ministerio de Obras Públicas loe corresponden las vías principales, como la carretera en cuestión.

Sin embargo, los lugareños que desconocen esta delimitación de funciones, insisten en que “la profundidad de la ineficiencia del alcalde se podría medir con la desgracia de los carros, guaguas y hasta camiones que atascan todos los días en los hoyos” de la carretera Hato Nuevo-Manoguayabo.

Ciertamente, con los aguaceros que inundaron la carretera, fueron varios los vehículos que quedaron atrapados, al extremo de sus propietarios, entre ellos Edwin Valdéz, tener que pagar un servicio de grúa para sacarlo del hoyo y llevarlo a un taller.

En el caso de los peatones, los ingentes esfuerzos por encontrar en el crítico tramo un trillo por el cual cruzar sin “ahogarse en el lodo”, resultan infructuosos, viéndose en la obligación de compartir el trayecto con todo tipo de vehículo, desde bicicletas, hasta las patanas que evaden por allí el pago de peaje.

Al parecer, a los afectados, desde conductores y peatones, hasta los que viven en residenciales cercanos, le es imposible manifestar su queja, sin atribuir la mayor cuota de culpa al alcalde Francisco Peña, por los charcos, el deterioro de la carretera y la basura, que también les ahoga.

Hay que recordar que a la carretera Hato Nuevo-Manoguayabo, específicamente el tramo que va en deterioro progresivo, se le pasó “un paño con pasta” en mayo del 2016, justo un fin de semana que el presidente Danilo Medina se dirigía a recorrer el Sur corto, en busca de los votos que le aportarían para su ganada reelección.

Subscribete a nustro canal de YouTube