• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
10 de Julio, 2020
Por:  - miércoles 07 noviembre, 2018

La sociedad espera hoy condena máxima para los que mataron a Emely

República Dominicana.-Desde el 31 de octubre, día en que concluyó el juicio de fondo, la sociedad está atenta al fallo que emita este miércoles del Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís, contra los responsables de la muerte de Emy Del Carmen Peguero Polanco (Emely).

El clamor de justicia traspasó las fronteras, inmediatamente se rumoró el 24 de agosto del 2017, la muerte de una adolescente de 16 años que el día antes había “desaparecido”, en Cenovi, un distrito municipal de San Francisco de Macorís, en la provincia Duarte.

Después de días de incertidumbre, el cuerpo de la menor, que al momento de su desaparición tenía cinco meses de embarazo, fue hallado el 31 del mismo agosto, no en su natal Cenoví, si no en la comunidad La Guama, en el municipio Cayetano Germosén, de la provincia Espaillat, en un saco, dentro de una maleta.

Ante lo que para muchos ya era un hecho, aunque temía su confirmación, la sociedad revivió las vigilias, caminatas, concentraciones y otras actividades organizadas para reclamar justicia sobre los verdugos de la estudiante que por su comportamiento se convirtió en un ejemplo, tanto en el colegio y en la comunidad, como en la iglesia a la que asistía y participaba de sus actividades.

En el transcurso varias personas fueras apresadas e interrogadas, pero finalmente la mayor cuota de culpa recayó entre Marlin Martínez y su hijo Marlon, quienes horas antes habían grabado una rueda de prensa pidiendo a la adolescente que regresara.

“Yo le quiero hacer un llamado ahora, por favor Emely Peguero, donde quiera que estés, por favor aparece que te estamos esperando con los brazos abiertos. Estamos preocupados por ti, vas a tener todo el apoyo del mundo cuando vengas, por favor”, fueron las palabras de Marlon.

Mientras que su madre Marlin igual pedía a la jovencita que volviera; “te estamos esperando con los brazos abiertos”.

Otro apresado, pero que fue dejado libre días después, es Simón Bolívar Ureña, (El Boli), que en su exposición como testigo admitió que Marlin Martínez  estaba presionando  a su hijo  Marlon porque no quería el embarazo de la joven Emely Peguero, emplazándolo a “resolver ese problema como sea necesario”.

El Boli también dijo que Henry Martínez, hermano de Marlin, es inocente de la acusación de ocultamiento de cadáver y asociación de malhechores que le imputaba el ministerio público. Igual desligó del hecho a las señoras Sugel Miguelina Polo y María Balbina Rodríguez Santos, así como a los dueños y administrador de la finca donde fue ocultado el cadáver.

Lo cierto es que, después de más de un año de un proceso judicial seguido más allá del territorio dominicano, el Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís fallará sobre los que finalmente quedaron como únicos culpables de un crimen que por la característica y hallazgos en el cuerpo de la adolescente, habrían participado más de dos personas.

La señora Adalgisa Polanco siempre ha asegurado que son varias las personas que tienen que ver con la muerte de su hija Emely.

La abogada Ingrid Hidalgo, que defiende a Marlin Martínez, solicitó el miércoles a los jueces que su defendida sea descargada del proceso y puesta en libertad por no haberse comprobado la acusación del Ministerio Público, y también solicitó que el tribunal rechace la indemnización de 20 millones de pesos solicitados por la parte civil.

Hidalgo además advirtió a los jueces que si condenan a Marlin Martínez por la presión social de los medios de comunicación y de las redes, deberían ser “abolidos”.

Mientras, la defensa de Marlon Martínez concluyó sus alegatos pidiendo que sea variada la calificación jurídica de asesinato, por aborto y homicidio involuntario, y que en consecuencia solo le impongan la pena de 5 años de prisión en la fortaleza de Salcedo.

En cambio, solicitó que si se mantiene la acusación del Ministerio Público como está y si los jueces la acogen, que Marlon sea condenado a la pena de 10 años, y que sea rechazada la indemnización de 20 millones de pesos y que le impongan tres millones.

Pero, el ministerio público ha sido reiterativo en pedir que Marlon sea condenado a 30 años como autor material del asesinato y su madre Marlin sea condenada a 20 años de prisión por complicidad.

Es precisamente lo que espera la sociedad, más allá de Cenovi, donde desde el pasado fin de semana se han llevado a cabo caminatas y vigilias en memoria de Emely y, en reclamo de justicia sobre sus verdugos.