• Gasolina premium: RD$223.40
  • Gasolina regular: RD$208.60
  • Gasoil premium: RD$187.10
  • Gasoil regular: D$175.30
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$92.20
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.05
  • Compra dólar: $51.65
  • Venta euro: €58.81
  • Compra euro: €56.58
X
20 de Septiembre, 2019
Por:  - jueves 27 diciembre, 2018

¿Qué es la rabia humana? ¿Cuáles son sus síntomas?

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La rabia humana es una enfermedad viral transmitida por animales. Se caracteriza por una encefalomielitis aguda (respuesta agresiva del sistema inmunológico que destruye la capa de mielina de los nervios y altera su funcionamiento a nivel del cerebro o médula espinal). Es 100% letal, y sólo se han descrito 6 casos de recuperación a nivel mundial (5 en personas previamente vacunadas y una con tratamiento intensivo que logró sobrevivir).

El contagio se produce por la saliva del animal, al morder o arañar a la persona. El período de incubación es variable (va desde 7 días a más de un año).

Síntomas

Las manifestaciones clínicas pueden variar dependiendo de las distintas formas que adopte la enfermedad.  Generalmente el periodo de incubación de la rabia suele ser de uno a tres meses aunque cabe la posibilidad de que oscile entre menos de una semana y más de un año, esto dependerá siempre del punto infectado y la carga vírica.

Entre los síntomas más comunes destacan:

  • Hinchazón o enrojecimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar en general.
  • Náuseas.
  • Normalmente entre las primeras manifestaciones se encuentra la fiebre.

De entre las diferentes formas que puede tomar la enfermedad, la rabia furiosa, puede presentar signos de hiperactividad, excitación e incluso a veces aerofobia, y puede llegar a producirse la muerte a los días por paro cardiorrespiratorio.

En la otra forma, la rabia paralítica que representa un 30 por ciento de los casos humanos, según  la OMS, sigue un curso diferente aunque generalmente más prolongado en la forma de rabia furiosa. Aquí los músculos se van paralizando lentamente empezando por los más cercanos a la mordedura o arañazos.  Hasta que el paciente entra en coma y acaba falleciendo.