21 de Enero, 2019
Por:  - sábado 05 enero, 2019

Pro Consumidor debe intervenir para que bajen precios de productos y servicios

República Dominicana.-Que de nada ha servido a los consumidores dominicanos la rebaja aplicadas a los precios de los combustibles en los últimos dos meses, consideran representantes de Confecomercio y Fenacerd.

“Eso no se ha significado nada en la elaboración de los productos de la canasta familiar, en las empresas y de las industrias de la República Dominicana”, expresó Gilberto Luna, presidente de la Confederación del Comercio de Provisiones y Pymes de la República Dominicana (Confecomercio).

En ese sentido, Luna sugiere a Pro Consumidor reunirse con los sectores que tienen que ver directamente con la elaboración de productos que utilizan materia prima de derivados del petróleo, para incidir en que bajen sus precios.

“El petróleo ha bajado entre un 28% y un 30%, pero si fuera lo contrario en esa misma proporción, téngalo por seguro, los productos que se utilizan en las casas de los derivados del petróleo como son: los vasos, cuchillos, tenedores, platos y todos los envases que se comercializan en los colmados y los supermercados y que son hechos con materia prima derivados del petróleo, hubiesen aumentado en una proporción mayor”, enfatizó.

Mientras que Manuel Ortiz, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Fenacerd), apunta que el tema de transporte, de flete, ha sido un problema que ha afectado siempre al empresario dominicano.

“Un contenedor que venga de Montecristi, el costo de eso anda por alrededor de US$640 o US$700 y de aquí a Miami, por ejemplo, cuesta US$995 que eso es RD$50,000, eso quiere decir que, al fin y al cabo, la diferencia no es tan pronunciada que un transporte por tierra de aquí en Santo Domingo”, expresó Ortiz.

Pero el presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), Ricardo de los Santos, asegura que sus precios se han mantenido igual y que ellos los que le exigen al Gobierno es transparencia con la fijación de los precios de los combustibles.

“No se explica cómo el precio del petróleo ha bajado cerca de un 40% y el precio del combustible que nosotros utilizamos solo ha disminuido un 16 por ciento”.