• Gasolina premium: RD$223.40
  • Gasolina regular: RD$208.60
  • Gasoil premium: RD$187.10
  • Gasoil regular: D$175.30
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$92.20
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.05
  • Compra dólar: $51.65
  • Venta euro: €58.81
  • Compra euro: €56.58
X
22 de Septiembre, 2019
Por:  - lunes 04 febrero, 2019

Una cosa va con la otra.

La República Dominicana está ante un gran reto en la presente coyuntura política. Esta a un año de las elecciones Municipales y a unos 15 meses para la celebración de elecciones congresuales y presidenciales.

 

El proceso, en la parte relativa a los partidos políticos, lo habrá de regir una nueva legislación que se denomina con el numero 33-18. Aún se desconoce si será posible la aprobación de un nuevo régimen electoral que actualice la vieja y atrasada ley 275-97, que aún concibe a la JCE como órgano administrativo y contencioso.

Se aprecia mucha incertidumbre en el ambiente político electoral; indefiniciones y temores. El principal partido político del país enfrascado en una lucha interna extraña. Buena parte de la población, según encuestas, consideran que la corriente que orienta el expresidente Leonel Fernández dentro del PLD, representa una de las dos líneas de oposición mas firmes al gobierno del propio Partido de la Liberación ion Dominicana.

La oposición real luce un tanto dispersa y proyecta serias dificultades para presentarse unificada como verdadera opción de poder.

La prolongación de este estado de cosas no vaticina nada bueno para una parte fundamental en la vida de los pueblos, como lo es la economía.

Si lo que vivimos hoy se prolonga más del tiempo deseado, pudieran sentirse fenómenos nada convenientes para la estabilidad económica del país. De entrada, ya se conoce que los agentes económicos tienen de ir al mercado a buscar moneda dura, cuando sienten temores o inseguridad para su capital.

Confiemos en que los políticos pongan sus egos muy por debajo de los intereses sagrados y permanentes de la sociedad a la que sirven.