21 de Marzo, 2019
Por:  - viernes 01 marzo, 2019

Apresan en PR 40 de peligrosa banda; otros 35 está prófugos entre la isla y RD

San Juan, Puerto Rico.-Una estructura del narcotráfico que se hacía llamar las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cantera (FARC) compuesta por unos 75 hombres y que operaba en San Juan, Puerto Rico, fue desarticulada, según reportaron medios puertorriqueños ayer.

De los 75 imputados, fueron arrestados 40 ya estaban confinados en instituciones penales estatales. Mientras que el resto se encuentra prófugo en República Dominicana y Puerto Rico, según informó la fiscal federal de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez.

Entre los arrestados se encuentra un empleado del ayuntamiento de San Juan, Edgar Nieves, quien trabajaba en la Oficina de Recursos Humanos. Pero también han sido identificados figuras de las redes sociales como Isadora Nieves Cruz, conocida como “Pinky Curvy”, quien se entregó a las autoridades federales.

El diario El Vocero de Puerto Rico señala que la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez informó en rueda de prensa que durante la pesquisa “se recibió información a los efectos de que la organización, para disponer de cadáveres, en ocasiones se los tiraban como comida a cocodrilos y caimanes que poseían”.

Señaló que en algunos casos, como medida de seguridad, secuestraban y atacaban a narcotraficantes rivales, así como a los miembros de su propia ganga para intimidar y mantener el control de las actividades de narcotráfico.

Indicó que Las FARC operaban en Barrio Obrero, sector El Guano, Calle William, Calle 11, sector Cantera y los residenciales Villa Kennedy, Las Casas, El Mirador, Las Margaritas y otras áreas de San Juan.

El objetivo de Las FARC era mantener el control del tráfico de drogas dentro del área de Santurce mediante el uso de la fuerza, amenazas, violencia e intimidación. También se dedicaban a distribuir cocaína a los Estados Unidos a través de mulas y del aeropuerto.

Se informa que la banda, que comenzó a operar en 2006, lanzaba los cuerpos de sus enemigos a los caimanes como alimentos y durante el tiempo de operación llegó a hacer fortuna por unos 75 millones de dólares.