• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
9 de Diciembre, 2019
Por:  - lunes 25 marzo, 2019

Kany García hizo con música y letras un concierto “Demasiado bueno”

República Dominicana.-La interrupción eléctrica que durante un minuto silenció los micrófonos el Teatro Nacional, no mermó el efecto que ya había provocado Kany García con un concierto “Demasiado bueno”, la noche del sábado.

Previo al apagón, cuando interpretaba la canción “Para siempre” (casi al final del concierto), la puertorriqueña había paseado al gran público (de mayoría femenina) por su carrera artística, iniciando con el tema “Soy yo”, que da nombre al concierto y que se desprende de su más reciente álbum de once temas presentado en mayo del pasado año.

De principio a fin Kany se mantuvo conectada con un público que no la desamparó y, durante toda la boche le acompañó a cantar una por una las canciones escogidas para el “Soy yo tour”, en sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito.

“Gracias por esta noche, por este tiempo y a ustedes, por brindarme la oportunidad de estar en este lugar que es su espacio, donde vienen a ver arte y a disfrutar esta noche de mi música; para mí es un lujo”, manifestó visiblemente emocionada la artista.

Entre el colorido juego de las luces, el recorrido en video de cada tema allí cantado, más una espectacular banda de músicos, mantuvieron al público en pie y vociferando a todo pulmón temas como “Demasiado bueno” y “Duele menos”, interpretados por  Encarnita García De Jesús, nombre real de la artista nacida en Toa Baja, Puerto Rico, en 1982 y que apareció por primera vez en la televisión en el 2004, como concursante del reality show Objetivo Fama.

Con su guitarra a cuesta, la cantautora y productora discográfica complació a las que tarareaban “Si me falta luz, si me quedo sin aire; si vendí hasta la casa o algún viejo anillo…vuelvo a empezar pues no todo es perdido…”, un trozo del tema. “Si yo me olvido”.

La guitarrista puertorriqueña no estuvo sola tampoco en el escenario. Pues había invitado a dos talentos de República Dominicana. Techy Fatule, salió a escenario en medio de estruendosos aplausos y, junto a ella cantó su tema “Esta soledad”.

Junto a Nathalie Hazim cantó “Confieso”, no sin antes aclarar que la había invitado a entonar una melodía que quebranta su voz, por tratarse de un tema que compuso para su padre, quien falleció en abril del 2017.

“Allí miré tu foto en la nevera; de aquel viaje que hicimos en noviembre. Sonrío al descubrir tus mil maneras para quererme. Hoy como cada tarde te imaginaba; confieso que me haces tanta falta para decirme todo va a estar bien, para escucharme con una guitarra, sentado con tu taza de café…lloré por que tu voz no está en la casa; reí porque me amaste con todo tu ser. Es una mezcla que me agarra el alma y rompe en cada esquina de mi ser…”, así dice la canción “Confieso” y, en medio de los aplausos que con gran sentimiento arrancó al público el tema,  la velada continuó con otros éxitos en la carrera de Kany García, la cantautora puertorriqueña ganadora tres veces del Latin Grammy.

“Hay canciones que forman parte de la vida de las personas. En mi caso, tengo una que es muy mía…”, expresó para de inmediato cantar una de las más clamadas durante la noche: “Mi amigo en el baño”.

“Había una balada que había logrado la aceptación de ustedes; cuando la interpreté durante esa presentación puedo decir que fue la primera vez que nos miramos a los ojos”, dijo y entonó “Hoy ya me voy”.

“Cuando se va el amor”, “Bailemos un blues”, “Arriésgate a intentarlo”, “Cómo decirle”, “Banana papaya”, “Alguien”, “Quédate conmigo”, “Que te vaya mal” y “Que viva la gente”, fueron otros temas cantados por Kany García a coro con las mujeres y algunos de los hombres que las acompañaron al “Soy Yo Tour”, en el Teatro Nacional.

Lo del apagón fue lo de menos; peor lo hubiésemos sentido en la casa.

”Pero cuando solo funcionaban las luces del teatro, ustedes no paraban de cantarme, de tomarme de la mano. Me quitaron el miedo y la música volvió a salvarnos”, manifestó luego la artista.