• Gasolina premium: RD$223.40
  • Gasolina regular: RD$208.60
  • Gasoil premium: RD$187.10
  • Gasoil regular: D$175.30
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$92.20
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.05
  • Compra dólar: $51.65
  • Venta euro: €58.81
  • Compra euro: €56.58
X
21 de Septiembre, 2019
Por:  - miércoles 17 abril, 2019

¿Dictadura de qué Señor Ozoria? (el ¨Monseñor¨ cuando hable de religión)

Uno de los mas serios problemas que tiene la Iglesia Católica, institución que pierde cada día mas adeptos en lo que era su feudo exclusivo en nuestra América Latina, es que sus dirigentes se han convertido en defensores de sus intereses particulares, olvidándose de lo que debería ser su misión en la tierra que es ¨preparar el camino del Señor¨, como bien dicen las Sagradas Escrituras, es decir, son mas políticos que eclesiásticos y para colmo la mayoría de las veces son aliados a los peores intereses de los pueblos.

La afirmación del señor Francisco Ozoria (le diremos Monseñor cuando se refiera a temas religiosos) de que en el país estamos a las puertas de una dictadura, es un disparate tan grande que solo puede justificarse por una de dos situaciones, la primera es el ¨dolín¨ que mantiene una parte de la cúpula de la iglesia católica dominicana por el tema del apoyo a las tres causales de parte del Presidente Medina y la segunda porque este sacerdote es un ignorante de marca mayor en cuanto a lo político.

Por algo la iglesia católica esta perdiendo fieles a raudales, y en muy pocos años ha disminuido de ser mas del 95% de los creyentes cristianos en la República Dominicana, a un porcentaje que mal contado debe ser del 65-70%, y es que se han olvidado del compromiso que tienen con la doctrina social de la iglesia, que se supone representan los partidos demócrata-cristianos, la mayoría en vías de extinción en todo el mundo, pero ademas opinan de temas tan banales y terrenales cuando se supone que su misión es lo trascendente y lo importante.

Pues al señor Ozoria, quien se ha caracterizado por no se tan locuaz como su predecesor, se le ocurrió plantear un tema que lo ubica políticamente en una facción minoritaria de la población, y por lo tanto, al asumir una posición política, se ubica dentro del debate de los políticos y tiene necesariamente que admitir que bajo a la arena donde los gladiadores políticos usamos todas las armas retóricas para el combate y es un lugar donde todos somos iguales,

Ozoria se quitó la sotana y bajó al nivel de los simples mortales, por lo que sus palabras ni están escritas en la Biblia, ni el es un superdotado que conoce de temas en los que no ha sido entrenado, ni es infalible porque no esta predicando y se expuso a que se cuestione al hombre que esta debajo de la sotana, porque a fin de cuentas es un ser humano con virtudes, defectos y boca para equivocarse.

Y es que el señor Ozoria no tiene idea de lo que es una dictadura, y si lo sabe, miente descaradamente cuando opina sobre la situación de la República Dominicana en un momento en que el debate se centra en la posibilidad de que el Presidente Danilo Medina se presente nueva vez como candidato, y sea EL PUEBLO el que decida, haciendo uso de una soberanía que le esta dada por el articulo 2 de la Constitución, si continua o no al frente del poder ejecutivo.

Según define cualquier libro para imberbes sobre ciencias políticas, una dictadura se caracteriza por ser un gobierno unipersonal donde se impone por la fuerza la figura central de quien ejerce el poder, por supuesto que no hay libertad de prensa, las personas son perseguidas por lo que creen o dicen, las actividades de los partidos políticos están restringidas a los que gobiernan y el resto solo tenemos que revisarlo en los relatos de los 30 años de Trujillo o algunos dictadores que todavía existen en el mundo.

Frente al derecho constitucional que tiene el Senado de la República, porque esta en la misma Constitución que algunos lenguaraces dicen defender cuando les conviene, de pedir explicaciones a los miembros del Tribunal Superior Electoral frente a acusaciones gravísimas contenidas en dos votos disidentes de una sentencia, donde se habla de dolo, ausencia de firmas y otras lindezas, solo habría que preguntar: ¿y donde esta el intento de prevalencia de un poder sobre otro?.

Podría explicar el señor Ozoria donde están los signos de la dictadura de que habla cuando este es un procedimiento que esta contenido en la misma Constitución, y el Presidente del Senado Reinaldo Pared lo único que ha hecho es usar los medios que le provee la llamada Carta Magna, que se usa como parapeto cuando a algunos les conviene, ante afirmaciones gravísimas de parte de dos miembros del TSE en contra de sus pares.

¿Donde viola la ley o la Constitución Reinaldo Pared, que por lo menos recibió los votos de los que tenemos el derecho a elegirlo en el Distrito Nacional, cuando pide a la Cámara de Diputados que investigue y si lo cree necesario interrogue a los miembros del TSE, algo que esta dentro del marco de sus atribuciones constitucionales?

Evidentemente en ninguna parte existe una violación a nada, lo que si hay es el uso incorrecto de un termino de parte del señor Ozoria, que asumimos es parte de una ignorancia en términos políticos que podríamos aceptar, pero que con su voz lo que hace es sumarse a otras voces que han insistido en este tema ¨trayendo por los moños¨ datos históricos incorrectos y mal usados como ejemplo.

Pero no solo eso, si la preocupación del señor Ozoria es el tema de la modificación o reforma de la Constitución, que es la ¨cantaleta¨ diaria, es mas popular que el ¨Kitipun¨ de Juan Luis que es mucho decir, debería saber que ese texto no es la Biblia ni fue inspirado por Dios, y que en sus letras esta el modo y la forma en que puede cambiarse pues, si los seres humanos llamados legisladores que la aprobaron hubieran decidido que no se modificara no hubieran integrado la metodología para hacerlo al texto.

¿Donde estaría el inicio de una dictadura en una modificación de un texto que esta previsto en el propio texto?

Este es un argumento muy débil señor Ozoria, debería dedicarse a lo que sería su vocación, que evidentemente no es la de político en democracia, porque si fuera esa no estaría integrado a una organización eclesiástica que en realidad es una de las ultimas monarquías ejecutivas que existen en el siglo XXI, ahí todo lo deciden poco mas de 100 personas, todos hombres, que se reúnen a la muerte o renuncia de su ejecutivo principal.

No sabemos porque antes de opinar de temas que no tienen que ver con lo que se supone es su misión aquí en la tierra, algunos jerarcas de la iglesia enganchados a políticos, no se dedican a predicar para disminuir los embarazos en adolescentes, a la protección de los menesterosos, a proteger a los mas débiles, a seguir atentamente los niveles de pobreza (evidentemente disminuyendo en el país), porque se supone que las iglesias son los transmisores de los valores morales de una sociedad y en eso lamentablemente están fracasando miserablemente.

Y es que se le olvidó a Monseñor Ozoria y algunos otros que parece quieren ser políticos, lo que le dijo Jesús a los herodianos y fariseos cuando le mandaron a preguntar si era lícito o no pagar los impuestos al Cesar, cabeza de la potencia imperial que mantenía invadida Judea en el momento que Dios se encarnó en el Salvador del mundo.

¨Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: ¨Hipócritas, ¿porqué me tiende una trampa?.

Muéstrenme la moneda con que pagan los impuestos. Ellos le presentaron un denario.

Y el les pregunto: ¿de quien es esta figura y esta inscripción?

Le respondieron: ¨del Cesar¨

Y Jesús les respondió: ¨Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios¨.

Monseñor dedíquese a lo suyo que mucha falta le hace a la institución a la que usted pertenece, la política es para los políticos por si no se había dado cuenta.