• Gasolina premium: RD$227.40
  • Gasolina regular: RD$213.30
  • Gasoil premium: RD$188.20
  • Gasoil regular: D$174.00
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$91.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $51.12
  • Compra dólar: $50.82
  • Venta euro: €58.61
  • Compra euro: €57.08
X
20 de Agosto, 2019
Por:  - domingo 26 mayo, 2019

Presidente Brasil afirma actos a su favor defienden futuro de ese país

Durante un culto evangélico al que asiste todos los domingos, en Río de Janeiro, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sostuvo que las movilizaciones que se realizan en varias ciudades a su favor no son para defender a un gobernante, sino para la defensa de esa nación.

“Hoy es un día en que el pueblo está en la calles no para defender a un presidente, a un político o a quien quiera que sea. Está movilizándose para defender el futuro de esta nación”, declaró Bolsonaro.

Para Bolsonaro, los actos de este domingo son “una manifestación espontánea. Con una agenda definida, con respeto a las leyes y a las instituciones, pero con el propósito de dar un recado a aquellos que son tercos con viejas prácticas y no dejan que el pueblo se liberte.

“Es bueno estar en medio de la gente que tiene a Dios en el corazón.

Por primera vez en la historia de Brasil ustedes tienen un presidente electo que está cumpliendo lo que prometió durante la campaña”, agregó el jefe de Estado en la iglesia en el barrio Recreio dos Bandeirantes, donde queda su domicilio particular.

Visiblemente emocionado y al lado de la primera dama, Michelle Bolsonaro, el mandatario acuñó: “Si estoy aquí, es porque creo en esta nación. Si ustedes están aquí es porque creen en Dios. Juntos y solamente con la fuerza de ustedes podemos gobernar”.

En su perfil de Twitter, Bolsonaro publicó videos de manifestaciones en ciudades como Río de Janeiro; Sao Luis, capital del norteño estado de Maranhao, y Juiz de Fora (Minas Gerais, sureste), donde el año pasado fue herido de gravedad durante un acto de campaña.

Bolsonaro no confirmó su presencia en la Orla de Copacabana, donde desde tempranas horas de la mañana simpatizantes a su favor se concentraron para apoyar la polémica reforma de jubilaciones, considerada por el Ejecutivo como fundamental para enderezar las maltrechas cuentas del país.