• Gasolina premium: RD$227.40
  • Gasolina regular: RD$213.30
  • Gasoil premium: RD$188.20
  • Gasoil regular: D$174.00
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$91.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $51.12
  • Compra dólar: $50.82
  • Venta euro: €58.61
  • Compra euro: €57.08
X
23 de Julio, 2019
Por:  - lunes 10 junio, 2019

Un mal momento.

La República Dominicana, que está dentro de los países de América Latina con mayor crecimiento económico de los últimos años, que la colocan como modelo de un sostenido crecimiento en materia de turismo, que las evaluaciones mas objetivas dicen que tiene un Presidente con los más altos índices de favorabilidad; pasa hoy por un mal momento.


Se ha pretendido vender la idea, fundamentalmente desde el partido de gobierno, que estamos al borde de iniciar un gobierno dictatorial, si prosperase un intento de modificar la Constitución. Mueren tres turistas norteamericanos en un hotel del Este del país, resulta golpeada una cuarta; esto último en circunstancias extrañas, y todos nos miran con preocupación.

Y como si fuera poco, a uno de los ciudadanos dominicanos mas conocido en los Estados Unidos, el pelotero David Ortíz le hieren de bala y se aumenta el temor hacia Dominicana.

Un comunicador desaprensivo deja caer la especie de que aviones venezolanos entran a los aeropuertos militares nuestros, trayendo cualquier tipo de cosa en connivencia con militares dominicanos, sobre quienes se hace cualquier tipo de cuestionamiento.

La conjugación de todos estos elementos, sugestivos, incluyendo la creencia de que estamos entre los países mas inseguros del mundo, hace que sea especial el momento por el que atravesamos.

Frente a esto, lo responsable es pensar en la conveniencia del colectivo. No es recomendable intentar sacar provecho político al mal momento.

Estamos obligados a hacer conciencia de que de lo que se trata es de poner en riesgo la estabilidad en la que hemos vivido en los últimos años. Tenemos y tendremos problemas que afrontar. Pero, personas mueren a diario en diferentes partes y por causas extrañas, delincuentes y terroristas tenemos también en cualquier parte del mundo.

Es claro que vivimos un pasaje desagradable, pero son adversidades que no solo les son exclusivas a Dominicana.