• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
19 de Noviembre, 2019
Por:  - martes 18 junio, 2019

Human Rights denuncia en RD se niegan derechos sexuales y abortivos a niñas

Santo Domingo.-Human Rights Watch en un informe publicado hoy denuncia que a las niñas adolescentes de República Dominicana se les niegan sus derechos sexuales y reproductivos, incluido el acceso a un aborto seguro.

Indica que las autoridades deben llevar a cabo un nuevo plan para la educación integral en sexualidad y despenalizar el aborto para frenar el embarazo adolescente no deseado y reducir el aborto inseguro.

El informe de 50 páginas notifica “Me sentí como si el mundo se me estuviera cayendo”: la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las niñas adolescentes en la República Dominicana “, documenta cómo las autoridades han detenido el lanzamiento de un tan esperado programa de educación en sexualidad, dejando a cientos de miles de niñas y niños adolescentes sin información científica precisa sobre su salud.

Destaca que el país tiene la tasa más alta de embarazos adolescentes en América Latina y el Caribe, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Explica que la prohibición total del aborto en el país significa que una adolescente que se enfrenta a un embarazo no deseado debe continuar ese embarazo en contra de sus deseos u obtener un aborto clandestino, a menudo con un gran riesgo para su salud e incluso su vida.

“Las niñas deben estar equipadas con la información y los servicios de salud para prevenir embarazos no deseados y tomar decisiones informadas sobre sus cuerpos y relaciones”, dijo Margaret Wurth, investigadora principal de derechos de la mujer en Human Rights Watch. “Al negar sus derechos sexuales y reproductivos, las autoridades dominicanas no están brindando a las niñas y mujeres jóvenes todas las oportunidades para continuar su educación y llevar una vida saludable, exitosa y satisfactoria”.

Indica que el informe se basa en entrevistas con 30 niñas y mujeres que quedaron embarazadas antes de cumplir los 18 años, y con docenas de otras personas, incluidos estudiantes, jóvenes LGBT, proveedores de atención médica y servicios sociales, y expertos en el campo.

La alta tasa de embarazos de adolescentes en la República Dominicana es una consecuencia de la inadecuada educación en sexualidad del país y la necesidad no satisfecha de anticoncepción. Los datos de salud pública muestran que el 20.5 por ciento de las niñas y mujeres jóvenes de 15 a 19 años en la República Dominicana se quedan embarazadas en su adolescencia. La mayoría de estos embarazos no son planeados o no deseados. Las leyes que tipifican como delito el aborto crean un temor generalizado e impulsan el aborto a la clandestinidad, obligando a las mujeres y las niñas a recurrir a medidas inseguras para poner fin a los embarazos no deseados.

Las niñas y mujeres jóvenes describieron una angustia extrema al aprender de un embarazo no planificado. “Sentí que el mundo se estaba cayendo sobre mí”, dijo una joven. “Me estaba volviendo loca, pensando que no puedo tener un hijo”. “Estaba aterrorizada”, dijo otro.

La prohibición del aborto en el país tiene distintos impactos perjudiciales en las adolescentes, según encontró Human Rights Watch. La actividad sexual a menudo es altamente estigmatizada para las adolescentes. Una niña que enfrenta un embarazo no deseado puede ser menos capaz que una mujer adulta de buscar ayuda, lo que podría llevarla a recurrir a métodos de aborto menos seguros. Varias niñas y mujeres jóvenes dijeron que trataron de terminar un embarazo clandestinamente antes de los 18 años. Expertos internacionales en derechos humanos han descubierto que negar el acceso al aborto a niñas y mujeres es una forma de discriminación y pone en peligro una serie de derechos humanos.

Los expertos de las Naciones Unidas han instado a los gobiernos a proporcionar a los estudiantes una educación integral en sexualidad, desde una edad temprana. Según el derecho internacional de los derechos humanos, así como la legislación nacional en la República Dominicana, los niños tienen derecho a la información sobre salud sexual y reproductiva.