• Gasolina premium: RD$226.20
  • Gasolina regular: RD$211.40
  • Gasoil premium: RD$190.70
  • Gasoil regular: D$179.40
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$94.00
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.33
  • Compra dólar: $51.90
  • Venta euro: €58.32
  • Compra euro: €57.00
X
22 de Octubre, 2019
Por:  - lunes 24 junio, 2019

Tiempos Difíciles.

A los dominicanos nos toca vivir un período especial, hoy y en los meses por venir.

Los medios de comunicación, los encuentros familiares, sociales, en las academias, en los centros laborales y en cualquier espacio en el que se reúnen personas, todo gira en relación al futuro inmediato del país.

Una pregunta lo puede resumir todo…¿Hay o no planes reales de impulsar una reforma constitucional que haga espacio a la repostulación del Presidente?.

La amplia ola de opinión que se manifiesta contraria a la posibilidad de una modificación a la Constitución cree que el mandatario Danilo Medina debió despejar el escenario dejando saber su decisión de marcharse a su casa, luego de terminado el presente período de gobierno.

Y los que animan una posible modificación, motivada en la restitución de un Derecho Fundamental al Jefe del Estado y de la supuesta garantía de triunfo que significaría, figurando como candidato en la boleta de su partido, justifican la creación del actual estado de cosas.

Sin embargo, hay una realidad innegable. El asunto es la comidilla del país y en una dirección o en otra opera para generar tensiones.

De entrada, al gobierno le pone una presión fuera de lo ordinario. El jefe del Poder Ejecutivo necesita mas que nunca cohesión en el equipo que él dirige, pero ella esta mas amenazada que nunca.

Si opta por el Sí; por echar la pelea para continuar, algunos de su equipo se marchan. Y si opta por el No; por anunciar que no buscará una reforma constitucional, también parte de su equipo baja el ritmo y le dedicará tiempo para hacer campaña al que vendrá.

Estamos viviendo un tiempo especial. Roguemos porque no se renuncie al compromiso de administrar adecuadamente a la República Dominicana.