• Gasolina premium: RD$223.40
  • Gasolina regular: RD$208.60
  • Gasoil premium: RD$187.10
  • Gasoil regular: D$175.30
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$92.20
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.05
  • Compra dólar: $51.65
  • Venta euro: €58.81
  • Compra euro: €56.58
X
15 de Septiembre, 2019
Por:  - sábado 10 agosto, 2019

Jueza descarga empresario e hijo agredieron periodista en Santiago

Santiago.- El empresario Pedro Juan Reyes y su hijo Pedro Juan Reyes Peña, fueron descargados de la agresión física cometida contra la periodista Indira Vásquez, reportera de Teleuniverso, canal 29, y su reportero gráfico, José Manuel de la Cruz, sin embargo, en un hecho ocurrido el 26 de mayo del 2017, no obstante, un empleado del empresario fue condenado al pago de 20 mil pesos como indemnización a sus víctimas.

Representantes del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, y comunicadores de esta ciudad, advirtieron que la decisión es para conmemorarse a futuro como un día negro para el ejercicio del periodismo.

Dicen, que la jueza Jazmín de los Santos, de la Segunda Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia, firmó un pacto que legitimiza las agresiones y acribilla el derecho a la libre información y la libertad de prensa, consagradas en leyes desconocidas en una sentencia para matar.

El expediente acusatorio, establece el intento de asesinato, amenazas de muerte, las contusiones que marcaron sus costados, el robo agravado de equipos, la vejación contra Indira Vásquez y José Manuel de la Cruz, tras denunciar la extracción ilegal y abusiva de material de agregados del río Bajabonico Arriba, en el municipio Imbert en la provincia Puerto Plata.

La jueza desconoció los agravantes contra  Pedro Juan Reyes, su hijo Pedro Juan Reyes Peña, un hermano del primero, Reinaldo Antonio Reyes y el empleado Danilo Sánchez Minier, quienes agredieron a la comunicadora al punto de provocar sangrado urinario como lo certificó oportunamente el INACIF, sin embargo ésta alegó que las heridas fueron superficiales.