• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
17 de Noviembre, 2019
Por:  - miércoles 04 septiembre, 2019

Presidente, senador, diputado y alcalde, la “cuarteta” del danilismo

Para hablar de lo que podría pasar el próximo 6 de octubre, fecha en que se celebraran las primarias abiertas y cerradas en el Partido de la Liberación Dominicana y en el Partido Revolucionario Moderno, lo primero que habría que tomar en cuenta es que es la primera vez en la historia política electoral de nuestro país donde los resultados de una consulta interna no serán dados por los partidos sino por la propia Junta Central Electoral.

Y partiendo del final, esto quiere decir que no podrá usarse un múltiplo en los sistemas de cómputos de los partidos, el método informático por medio del cual se inflaban los concurrentes a los locales de votación, pues la organización y el conteo corre por cuenta del organismo oficial que organiza los comicios y por lo tanto las cifras de votantes del PLD serán muchas veces superiores a las del PRM.

Entonces los candidatos del PLD tienen que enfrentarse durante todo este mes de septiembre, a una fuerte campaña electoral a todos los niveles dirigida a 100% de la población, lo que a pesar del tremendo trabajo que les espera, les dará una enorme ventaja frente a sus opositores, pues su validación como candidatos oficiales la obtendrán en base a una popularidad demostrada con un conteo transparente e inobjetable.

Es en este escenario donde ya poco importa lo que digan los candidatos ¨danilistas¨ que se apartaron voluntariamente de la contienda, pues en honor a la verdad ninguno de ellos tenían alguna oportunidad de ganar la candidatura por medio de las encuestas o algún otro método que se haya propuesto, y sus argumentos son necesariamente no creíbles y suenan mas a excusa que a realidad.

Pues tanto Amarante como Reinaldo deberían explicar, aunque ya sobra cualquier declaración, la forma en que se pueden desequilibrar los resultados de cuatro firmas encuestadoras que fueron escogidas por todos, incluyéndolos a ellos, cuyas preguntas fueron consensuadas, ellos participaron, y que los resultados los comprometen a todos, es mas, si alguien tiene alguna desventaja es el ultimo que se presentó, que precisamente es Gonzalo Castillo, pura lógica y racionalidad.

Como ellos se movieron de su sitio quedaron fuera de una contienda entre los integrantes del grupo mayoritario dentro de la estructura del PLD, donde a todas luces pareciera que el próximo fin de semana Gonzalo será declarado candidato del danilismo y se convertirá en el contendor de Leonel Fernández para que sea el país quien decida el próximo 6 de octubre quien será el candidato del PLD y casi seguro próximo presidente de la República.

Ahora, ya intuyendo el resultado de las encuestas, habría que comenzar a analizar que pasará de ahora en adelante, pues en solo 30 días TODOS los dominicanos estaremos llamados a las urnas, para de forma voluntaria ir a votar en las primarias abiertas del PLD y poder escoger entre Leonel y Gonzalo quien será la cabeza de la boleta del partido morado, en un torneo electoral adelantado que definirá incluso el futuro del partido oficial para los próximos años.

El problema de muchos de los llamados ¨analistas¨ políticos de la República Dominicana, es que nunca en su vida se han sentado en una reunión de un partido político, no conocen como se manejan esas organizaciones cuando se presentan elecciones y para esta ocasión se les olvida que las primarias abiertas son una experiencia nueva pero precedidas por una confrontación interna dentro del PLD que ha desembocado con una confrontación a todos los niveles, donde incluso la candidatura presidencial es enormemente dependiente.

¿Dependiente de que?….pues del grado de fanatización que se logre en una parte de la población, que decida dedicar parte de su domingo 06 de octubre a presentarse en un colegio de votación, hacer una fila, sudar un poco y votar por el candidato de su preferencia en unas elecciones internas partidarias que al final no van a resultar en la elección de ninguna autoridad en forma definitiva sino que validará CANDIDATURAS que serán presentadas en unas elecciones que se realizarán el próximo año.

Y resaltamos lo de CANDIDATURAS, porque no solo estará en juego quien será candidato entre Leonel y prácticamente seguro Gonzalo, sino que en el caso del PLD, habrá que contarle los votos a casi todos los candidatos a senadores, a todos los diputados y a los alcaldes, lo que necesariamente tendrá como resultado una serie de alianzas locales donde los candidatos a los cargos por debajo de la presidencia de la República, será el andamiaje donde se soportará la candidatura que todos creen es la mas importante.

En este caso, si le hacemos caso a todo lo que se ha visto en los últimos días los candidatos que tendrán que salir a buscar sus votos para reelegirse en los cargos o resultar electos por primera vez está la mayoría del lado del danilismo, y esto incluye a senadores, diputados y alcaldes, quienes no solo tendrían que salir a buscar sus propios votos sino que también, al ser parte de un proyecto colectivo, aportarían directamente en una cuarteta que incluiría  al candidato a la presidencia de la República.

Siempre y en cualquier lugar donde se produzcan elecciones primarias como las planteadas en la República Dominicana, la participación de la ciudadanía esta íntimamente relacionada con la capacidad de movilización que tiene una estructura política determinada para convertir la simpatía en votos constantes y sonantes el día de las elecciones, en nuestro caso esto dependerá del montaje electoral que pueda hacer cada precandidato del PLD para ganar su candidatura en la circunscripción que le corresponda.

Entonces, para proyectar lo que podría pasar en octubre, solo hay que analizar y contar la cantidad de precandidatos a las posiciones electivas que acompañan a los candidatos a la presidencia para saber quien es el favorito, porque al final los que votan no son los consultados en encuestas mandadas a hacer con propósitos propagandísticos, sino los que tengan la capacidad de reclutar para su proyecto la mayor cantidad de precandidatos a diferentes posiciones que sea posible, porque estos serán definitorios en cuanto a la participación en las primarias.

Y en esto cuando Gonzalo Castillo sea proclamado candidato oficial del danilismo, lo que veremos será un vuelco hacia su candidatura de la mayoría de los candidatos a senadores y diputados, además de los alcaldes, porque en un porcentaje abrumador pertenecen a la corriente del presidente Danilo Medina, quien, a nuestro juicio, en algún momento dará apoyo público a quien es que representa la ¨sangre nueva¨ a la que hizo alusión en el discurso donde informó al país que no optaría por la repostulación.

Y esta es la cuarteta del danilismo que podría arrasar en las elecciones del próximo 06 de octubre, los candidatos a diputados llegan a acuerdo con los que aspiran a volver o llegar al senado de la República, a su vez los candidatos a alcaldes, figuras claves en los municipios por la cantidad de empleos que manejan, llegan a acuerdos con los primeros para intercambiar votos, y todos bajo la sombrilla del liderazgo de Danilo Medina suman sus votos para el candidato que apoye esa corriente interna del partido de gobierno.

Si esta suma de todos lados no es una fórmula ganadora en una consulta donde las estructuras políticas son claves para un resultado, entonces será que no aprendimos a sumar cuando estábamos en la escuela primaria, es decir, cuando éramos chiquiticos.