• Gasolina premium: RD$226.20
  • Gasolina regular: RD$211.40
  • Gasoil premium: RD$190.70
  • Gasoil regular: D$179.40
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$94.00
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.33
  • Compra dólar: $51.90
  • Venta euro: €58.32
  • Compra euro: €57.00
X
17 de Octubre, 2019
Por:  - sábado 14 septiembre, 2019

David Ortiz no regresará a RD hasta tener resultados investigación atentado

Santo Domingo.- El expelotero de Grandes Ligas, David Ortiz, dijo que no regresará a su natal República Dominicana hasta tener los resultados de la investigación privada que ordenó sobre el atentado que sufrió mientras compartía en un bar de Santo Domingo Este, el pasado 9 de junio.

Entre lágrimas, en una entrevista realizada por el comunicador, Tony Dandrades, para el programa Primer Impacto de la cadena Univisión, Ortiz deploró la reacción de las personas en las redes sociales, afirmando que la gente desinformó, queriendo dañar su figura, mientras él se encontraba a las puertas de la muerte.

“Toda esta gente de las redes, toda esa gente que desinforma queriendo arruinar la figura de uno y lo que uno a través de los años con sacrificio ha logrado y tú en una cama muriéndote”, señaló.

Ésta es la primera entrevista que ofrece Ortiz luego del atentado y después de varias operaciones para salvar su vida, tanto en el país, como en la ciudad de Boston.

Precisó que, mientras iba camino a la clínica donde lo atendieron, su mayor preocupación era mantenerse vivo.

“Yo estaba en algo que nunca había sentido en mi vida, tratar de sobrevivir, tratar de mantenerme vivo, tratar de llegar al hospital despierto en vida de manera que los doctores cuando me chequearan, me dieran la oportunidad de seguir con vida”, dijo David.

El “Big Papi” contrató a una firma encabezada por el excomisionado de la Policía de Boston, Ed Davis, para investigar los detalles que rodearon el incidente del pasado 9 de junio en el que fue alcanzado por una bala en la espalda.

Recientemente, Ortiz fue el protagonista del lanzamiento de la primera bola en Fenway Park, previo al juego entre los Boston Red Sox y New York Yankees.