• Gasolina premium: RD$226.20
  • Gasolina regular: RD$211.40
  • Gasoil premium: RD$190.70
  • Gasoil regular: D$179.40
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$94.00
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.33
  • Compra dólar: $51.90
  • Venta euro: €58.32
  • Compra euro: €57.00
X
20 de Octubre, 2019
Por:  - domingo 15 septiembre, 2019

¡21 días! A enseñar a votar en tres semanas esa es la clave

Todavía debe andar por ahí el reclamo de la empresa española INDRA para que les paguen los escáneres de las elecciones pasadas, y ya nos enganchamos en la República Dominicana, donde puede no haber dinero para cosas importantes pero sobra para la politiquería y los caprichos de quienes llegan a dirigir los procesos electorales, en un sistema de voto electrónico que ha sido utilizado en otros países con resultados bastante cuestionados.

En este país tan hermoso donde nos sobra el dinero, lo primero que hizo la JCE fue desacreditar un sistema que costó más de 30 millones de dólares, y embarcarse en contratar uno nuevo, y por casualidad o causalidad quien dirige el centro de cómputos del organismo que organiza las elecciones es Miguel Ángel García la misma persona que salió en medio de un escándalo hace varios años enfrentado con el antiguo presidente Roberto Rosario.

Ahora nos hemos enganchado a la moda del llamado voto electrónico, si alguien tiene curiosidad por saber que se opina en el mundo acerca de esta metodología, solo tiene que googlear sobre el tema y podrá leer la enorme cantidad de controversias que ha generado en países mucho mas avanzados y mejor conectados que el nuestro, solo que somos tan especiales que asumimos votar por una pantalla sin darnos cuenta de donde nos estamos metiendo.

Pues en solo tres semanas a partir de hoy, justamente 21 días, los simpatizantes de algunos de los candidatos del Partido de la Liberación Dominicana y el Partido Revolucionario Moderno, tendrán la oportunidad de acercarse a una máquina para votar ¨punchando¨ la cara de los candidatos que les sean mas simpáticos, a eso se llama simpatizar, y estamos mas que seguros que serán miles los que no tendrán la mínima idea de lo que hay que hacer frente a una pantalla que seguro los intimidará.

Esto significa que tanto a los grupos enfrentados en el PLD como el PRM les llegó la hora de la dedicación exclusiva para organizar a los que se supone se acercaran a las pantallas, las urnas son secundarias en este caso, para permitir que la voluntad popular se exprese verdaderamente por los candidatos mas populares, y esto simplemente quiere decir que habrá que convertir las simpatías en votos, poniendo en segundo lugar los bultos electorales de las multitudes movilizadas.

¨No siempre gana el mejor sino el que mejor juega¨, rezaba en la pared de uno de los estados de beisbol de pequeñas ligas donde quien escribe mal jugaba el béisbol siendo un aspirante y frustrado pelotero de la liga intercolegial hace un montón de años, aplicado a la política esta frase se puede traducir como: ¨no siempre gana el mas popular sino el que mejor se organiza para triunfar¨.

Fueron pocos los que creyeron que Joaquín Balaguer en serio podía ganar las elecciones de 1986, en contra de un Jacobo Majluta quien apodaban el Balaguer joven, habiendo confesado públicamente que era un anciano ciego, contaba con 80 años al momento de esas elecciones, y era mas que evidente los serios problemas que tenía para movilizarse, es decir, en lenguaje claro y llamo el ex-presidente era un anciano ciego y desvalido.

Solo que contó con un arma secreta, la sabiduría y sistematización de un hombre como Donald Reid Cabral, quien creó un sistema de organización electoral que fue la clave para que los reformistas y Balaguer, en contra de todos los pronósticos, ganan esas elecciones, en ese caso ganó el que no era necesariamente mas popular a la hora de emitir los votos, sino el que mejor ese organizó y capitalizó los errores del contrario.

De esas elecciones surgieron los subdirectorios (nomenclatura reformista para los organismos de base) donde un grupo de 15 personas era únicamente responsable de los que pertenecían a su mesa electoral (hoy colegios electorales) y el día de las elecciones su única responsabilidad era ser el delegado en el lugar donde votaba y contar con un equipo que recogiera a los simpatizantes y se asegurara de que votaran en el horario, lugar y modo en que les correspondía.

Esta metodología fue tan efectiva, que cuando en 1996 se realizó la primara alianza entre el PLD y el PRSC en el llamado Frente Patriótico, los peledeístas aplicaron el método para su masificación años mas tarde, y disfrazaron la copia con lo que hoy denominan un padroncillo, que no es mas que responsabilizar a un grupo de sus militantes para conducir y dar seguimiento a una lista de personas de su entorno y garantizar el voto el día de las elecciones.

Pues ahora con el invento del voto electrónico, el que crea que mirándolo por televisión sirve para algo esta totalmente equivocado, el esfuerzo que tienen que hacer los equipos de organización para garantizar el voto de sus simpatizantes será anunciado mayor, porque por muy fácil que parezca son mas los que se paralizan cuando se enfrentan a una pantalla táctil por primera vez que los que actúan como si nada estuviera pasando.

Sabemos perfectamente que lo que nos espera a partir de hoy es una guerra de noticias falsas, los tabuladores y mentirosos se darán el gusto de llenar las redes sociales de disparates para hacerlos pasar como verdades, todo salpicado por la típica guerra de encuestas que ya no importan ni cambiaran el voto de nadie, es decir la parte de la guerra sucia de desinformación ha llegado.

Pero quienes no se dediquen a organizarse de modo concienzudo y urgente, haciendo caso omiso a los rumores y falsedades, y sabiendo que las movilizaciones de personas solo sirven para titulares de prensa y videos de televisión, podrían llevarse una sorpresa en unas elecciones donde la inmensa mayoría de los que se acerquen a votar nunca en su vida han visto una pantalla táctil y mucho menos les ha servido para ejercer su derecho al voto.

Con un padrón abierto y todas las candidaturas en juego, no hay dudas que el mayor reto es para el PLD, cuyos simpatizantes no solo tendrán que ¨pinchar¨ la cara del candidato presidencial, sino también la del senador, diputados, alcaldes y regidores, es decir, el reto para organizar y enseñar a votar es enorme, mejor se dejan de hacer bulto y se ponen ¨manos a la obra¨.