• Gasolina premium: RD$226.20
  • Gasolina regular: RD$211.40
  • Gasoil premium: RD$190.70
  • Gasoil regular: D$179.40
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$94.00
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.33
  • Compra dólar: $51.90
  • Venta euro: €58.32
  • Compra euro: €57.00
X
20 de Octubre, 2019
Por:  - domingo 22 septiembre, 2019

¡Faltan 14 Días! Guerra de las galaxias: ¿Fuerza del pueblo? ¡Fuerza del voto!

¡Faltan 14 días para las primarias del 06 de octubre!

En dos semanas ya se habrá escrito el final de un drama que nunca debió producirse, porque este largo camino que hemos recorrido para llegar hasta una definición que algunos piensan incierta y otros ya definida, ha sido el resultado de una guerra interna  a la que nunca debió de llegarse, y que ahora tendrá que resolverse en la forma en que se solucionan las discusiones políticas: con la fuerza del voto.

Desde que el presidente Danilo Medina ganó las elecciones en el año 2016 con el porcentaje mas alto que ha logrado candidato alguno en la historia electoral dominicana, lo que se desató contra el y algunos de los funcionarios del gobierno que preside, ganado con la fuerza del voto por cierto, ha sido la campaña mas perversa y mezquina que hayamos vivido en muchos años de parte de algunos de sus propios compañeros de partido.

Se suponía, hasta que todo esto se desató con las aspiraciones de volver a la presidencia de Leonel Fernández en el 2016, que el PLD era una ¨fábrica de presidentes¨ donde lo que importaba era el proyecto nacional por encima de las aspiraciones personales, solo que la ¨olla de grillos¨ montada con el tema de la reelección y la firma de unos acuerdos cuyo único objetivo fue mandar a la jubilación a Danilo para abrir espacio a la reelección de Leonel posteriormente, demostró que lo colectivo había sido sustituido por la aspiración individual.

Es mas, lo primero que se violó en el tema partidario, fue el espíritu de la Constitución aprobada en el 2010, cuando al reunificarse las elecciones, se intentaba proveer el tiempo para que los partidos políticos se reorganizaran, tuvieran el tiempo para realizar sus procesos de renovación interna, pudieran elegir a nuevas autoridades (eran tres años para hacer todo eso), sin embargo a 9 años de la proclamación de ese documento la situación partidaria es hoy en día peor.

El mismo PLD, que debía ser el ejemplo de organización por se el partido mas grande el país, tiene las mismas autoridades desde hace casi 20 años, Leonel Fernández y Reinaldo Pared fueron electos en el año 2001, es decir, ambos tienen 18 años consecutivos como principales autoridades de ese partido, es mas, no existe ninguna diferencia entre los partidos heredados por familiares y el partido de gobierno, la misma gente lo dirige y nadie se atreve a cuestionar una situación que a todas luces es mas que irregular.

Antes que abrir espacio a la renovación, el PLD lo que hizo fue ampliar su comité político, comité central y los organismos intermedios se convirtieron en infuncionales, porque  lo mas importante es el proyecto individual y se olvidó el colectivo, entonces por eso hemos llegado a esta situación donde será la fuerza de los votos la que tendrá que determinar quien tiene mayoría y con estos apoyar a quienes representaran a esa organización en las elecciones del próximo año.

Y ya que de fuerza hablamos, porque parece que estamos en medio una saga de la famosa película ¨La Guerra de las Galaxias¨, eso de que la ¨fuerza del pueblo¨ es que va a llevar a Leonel a la candidatura y lo va a hacer ganar las primarias de su partido, es la admisión de su fracaso como presidente del PLD, a pesar de que la vida le brindó la enorme oportunidad de convertirse en el líder fundamental para llevar a esa organización hacia la modernidad.

Decir que ganará con lo que llama ¨la fuerza del pueblo¨, un eufemismo de marca mayor porque nadie puede convertirse en un portavoz de algo tan flexible y veleidoso como eso que llaman pueblo, al que nadie puede identificar y que todos se apropian de el.

Con esto lo que hace es admitir que hacia lo interno de su propio partido perdió su liderazgo y eso, antes que llamarlo a un proceso de reflexión e introspección para buscar explicaciones y tratar de enmendar errores, lo que hace es justificar su situación como resultado de agresiones que nunca existieron y aversiones que se han creado a partir de expresiones insultantes de un entorno sobre el cual definitivamente no tiene ningún control.

Esa guerra que se desató el PLD desde hace mucho tiempo y que terminará el próximo 06 de octubre, no es mas que el reflejo del abandono de las estructuras partidarias de parte de quienes tenían la obligación de ser ejemplo en organización de un partido que acogió a miles de personas provenientes de otras organizaciones políticas, y que ya había venido dando ejemplo de serios problemas internos, cuando por ejemplo para la elección de unos pocos candidatos a alcaldes y regidores, hubo hasta muertos en enfrentamientos en una ciudad tan importante como Santiago, al segunda ciudad del país.

Pero nada de esto importó, lo que era una prioridad debían ser las candidaturas a la presidencia de la República, un irrespeto total que desde un partido de gobierno se deseche la defensa política del presidente que fue su propuesta electoral, para arrancar con una campaña extemporánea por su sustitución al otro día en que fue consumada su elección, algo increíble en una organización que se suponía debía tener prioridad en ofrecer un servicio al partido para que este sirviera de instrumento de mejoría de las condiciones de vida del que llaman ¨pueblo¨.

¿O es que eso de ¨Servir al Partido para servir al Pueblo¨, es otro eufemismo dicho de la boca para fuera?.

Lo cierto es que las estructuras políticas del PLD giran ahora alrededor de los espacios de poder que ha logrado conquistar ese partido a nivel local, y por eso el candidato que cuente con la mayoría de esas estructuras tendrá que ser ampliamente favorito para ganar las elecciones primarias del próximo 06 de octubre, ya que estas son unas elecciones de baja participación, y a pesar de ser abiertas que nadie espere en el caso del PLD que participe mas del 30% del padrón y eso es mucha gente.

Si votara este porcentaje, estamos hablando de 2.2 millones de personas, algo inaudito si pensamos que para irse un domingo a ejercer el voto, que en nuestro país es voluntario, habría que estar mas que motivado para participar en un proceso donde solo se juegan los que aparecerán en una boleta para las elecciones del próximo año, es decir, los electos solo se ganan el derecho de ser candidatos y nada mas, a ver si se entiende el porque no se puede esperar una gran participación.

Por eso es que ¨la fuerza del pueblo¨ es un eufemismo y una mentira, el pueblo ene sentido general no se expresa en unas primarias partidarias porque por su misma definición solo representa a una parte del universo total de los electores con derecho al voto, así que la admisión de que tiene que ser con es fuerza con la deben de ganar, es una admisión de la debilidad del proyecto leonelista frente a los que seguramente van a ejercer el derecho al voto, que son los simpatizantes peledeistas.

Lo que veremos antes que eso de que ¨la fuerza te acompañe¨, será la fuerza de los votos de los cambios que ha sufrido el PLD en los últimos años, cuando frente al abandono organizativo a que lo sometieron sus autoridades directivas, y los votos estarán con quienes sean capaces de movilizarlos, que quede claro para que después no comiencen los lloros y los lamentos, eso de ¨la fuerza del pueblo¨ solo es una consigna vacía, después de todo nadie puede pretender que todo el pueblo es peledeista.