• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
15 de Noviembre, 2019
Por:  - sábado 09 noviembre, 2019

España votará este domingo en medio de la desconfianza del electorado

Madrid.-España celebrará el domingo sus cuartas elecciones generales en cuatro años, y las segundas en 2019, en un ambiente marcado por la desconfianza del electorado y una renovada apuesta por el independentismo en Cataluña, que ha impulsado a la ultraderecha.

Las últimas encuestas publicadas en los medios españoles dan indicios de que habrá un final cerrado entre los bloques de derecha e izquierda, lo que deja entrever que la votación del domingo, que se produce en un ambiente fragmentado y polarizado, no ayudará a disipar el estancamiento político del país.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), al que pertenece el presidente del gobierno Pedro Sánchez, parece encaminado a volver a obtener la mayor cantidad de escaños en el Parlamento, pero menos de los que logró en abril, cuando no obtuvo el apoyo de sus rivales de la izquierda para mantenerse en el poder.

Sánchez es uno de los cinco aspirantes a la presidencia del gobierno. En los últimos días, ha tratado de convencer tanto a los indecisos como a los votantes de centro afirmando que su próximo mandato se centrará en cuestiones económicas, y que endurecerá su postura sobre el independentismo catalán.

Ha prometido volver a imponer penas de cárcel a quienes celebren referéndums secesionistas ilegales, anulando la postura previa de los socialistas.

“Si queremos un gobierno fuerte frente a la precariedad y el bloqueo, si queremos un gobierno progresista frente a la ultraderecha, y un gobierno moderado frente a los extremistas, aquí está el partido socialista para votarlo”, dijo Sánchez el viernes, mientras concluía una campaña de ocho días en Barcelona.

La capital catalana se ha visto afectada por una ola de protestas masivas, que en ocasiones se han tornado violentas, luego de que nueve líderes del movimiento independentista de la próspera región fueron sentenciados a varios años en prisión por su intento de separarse de España hace dos años.