• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
14 de Diciembre, 2019
Por:  - martes 12 noviembre, 2019

Rocco Baldelli ganó este lunes el premio Manager del Año de la Liga Americana

ESTADOS UNIDOS.-Rocco Baldellí, quien condujo a los Mellizos de Minnesota al título de la División Central en su primera temporada al frente del club, fue electo Manager del Año de la Liga Americana, anunció el martes la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

El novato entrenador venció de forma cerrada a Aaron Boone de los New York Yankees. Ambos recibieron 13 votos de primer lugar en la boleta de la BBWAA, pero Baldelli obtuvo más votos de segundo lugar. Kevin Cash, de los Tampa Bay Rays finalizó tercero en la votación.

Baldelli, de 38 años, nunca había dirigido a nivel profesional antes de ser contratado por los Twins luego de la pasada temporada para convertirse en el manager más joven en las mayores.

Con su estilo jovial y amigable con los jugadores, Baldelli se adaptó rápidamente a su nuevo rol, liderando a los Mellizos a ganar 101 partidos y el primer banderín de la organización en la División Central de la LA desde 2012.

Fue la segunda mayor cantidad de victorias en los 119 años de historia de la franquicia y la mayor desde que Sam Mele los lideró a 102 victorias en 1965.

Baldelli se convirtió en el segundo Manager del Año para Minnesota en tres años. El miembro del Salón de la Fama Paul Molitor ganó el premio en 2017 tras guiar a los Twins al juego de comodines de la Liga Americana y fue despedido tras tener record de 78-84 en 2018. Ron Gardenhire (2010) y Tom Kelly (1991) también ganaron el premio para los Twins.

Rocco Baldelli ganó con los Twins la división central de la Liga Americana con marca de 101-61.

“Fue un gran año”, dijo Baldelli luego que los Twins fueran eliminados en los playoffs. “Pude ser parte de algo que considero muy especial, y pienso que tenemos un equipo muy único, un grupo especial. Tenemos oportunidad de ver a algunos jugadores alcanzar nuevas alturas en sus carreras”.

Desde el punto de vista táctico, Baldelli desplegó un enfoque minimalista con una ofensiva que explotó para conectar 307 cuadrangulares esta temporada, nuevo record de Grandes Ligas. Los Twins intentaron apenas 49 robos de base en la temporada, 18 menos que cualquier otro equipo.

Como jugador, Baldelli tuvo un gran inicio de carrera, pero luego tuvo serios problemas. Terminó tercero en la votación del Novato del Año en la LA en 2003, para los Rays, y se convirtió en uno de los jugadores más populares en la historia de la franquicia. Pero su carrera fue minada por las lesiones y un desorden muscular que eventualmente lo llevó al retiro como jugador tras la temporada 2010.

Tras finalizar como jugador activo, Baldelli trabajó con los Rays en varias posiciones como coach y como parte de la oficina central tras la temporada 2011, y eventualmente se convirtió en coordinador de terreno del equipo bajo Cash en 2018.

Boone, de 46 años, llevó a los Yankees a ganar la División Este con marca de 103-59, pese a que usaron la lista de lesionados en 39 ocasiones en 30 jugadores que acumularon más de 2,688 días en inactividad.

En su segundo año como capataz, Boone fue forzado a mandar al campo a 54 peloteros (30 lanzadores, 14 infielders, 7 jardineros y tres catchers), la segunda mayor cantidad del béisbol, solamente detrás de los 57 que utilizó Tampa Bay.Por su parte, Cash condujo a los Rays, equipo con la nómina más baja de Grandes Ligas, a ganar 96 partidos y a un puesto en la postemporada,

Desde que hace tres décadas se comenzó a registrar el gasto anual de los clubes, Tampa Bay, que comenzó la temporada con una nómina salarial de $64 millones de dólares, es el segundo que se mete a playoffs pese a tener la menor inversión en ese renglón. Los Oakland Athletics lo hicieron en el 2018.

Los Rays vencieron, como vistantes, a Oakland en el partido de comodines y luego asustaron a los súper favoritos Houston Astros, forzando a un quinto y decisivo encuentro su Serie Divisional.