• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
24 de Enero, 2020
Por:  - domingo 08 diciembre, 2019

Presidenta de la Fundación Vida Sin Violencia pide detener feminicidios

REPÚBLICA DOMINICANA.-La presidenta de la Fundación Vida Sin Violencia, licenciada Yanira Fondeur, advirtió que la violencia contra la mujer en el país es una problemática grave y que actualmente arroja  como resultado en lo que va de año la ocurrencia de 86 feminicidios, en términos generales, de los cuales 71 son íntimos.

Entrevistada por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, manifestó la violencia contra la mujer debe tener la mayor atención porque contribuye con la destrucción de la familia.

Fondeur sostuvo que no se peca en la exageración si se define como una situación de virtual emergencia la ocurrencia de estos casos, que han arrojado 88 huérfanos. “Realmente es una situación grave, cada 48 horas vemos una mujer asesinada por su pareja o ex pareja, son casos muy lamentables y se necesita una voluntad política firme en ese sentido”, adujo.

Reveló que República Dominicana se coloca como el tercer país en Latinoamérica con mayor número de feminicidios.

Explicó que las cifras oficiales de la Procuraduría General de la República registran 74 feminicidios en el 2018. “Evidentemente que algún fallo existe que merece revisión porque no ha terminado el año y están en cifras muy parecidas, a las del año pasado”, recalcó.  

Indicó que anualmente se presentan ante el Ministerio Público unas 65,000 denuncias de violencia de género a nivel nacional, cifra que calificó como alta. “Pero recientemente, el Procurador General de la República dice que el 88% de casos no denuncia”, agregó.

Manifestó que es inaceptable que se suscriban acuerdos para retirar la acusación cuando hay tentativa de homicidio en contra de la mujer o que la acción no sea tipificada como tal, sino como agresión física para salir antes de la prisión.

Fondeur aseguró que otro hecho que se debe tomar en cuenta es que muchas víctimas han denunciado que reciben acoso por parte de sus agresores desde la prisión.

Fondeur sugirió la creación de tribunales especializados, con jueces y fiscales sensibilizados y capacitados para lo que llama una problemática tan complejas, como son los casos de violencia de género y los feminicidios.

Entiende que si los jueces y los fiscales no están sensibilizados en la materia acceden más a violar los protocolos dispuestos para estos casos.

Reveló que la mayoría de las víctimas de feminicidios, utilizando armas de fuego, corresponden a mujeres de menos de 35 años. “Este año, tenemos 31 casos en la provincia de Santo Domingo, entonces, las autoridades deberían afianzar lo que es la prevención en esta provincia”, subrayó.

La presidenta de la entidad que aboga por la defensa de la mujer dijo que en La Altagracia, de la región Este del país, han sucedido 6 feminicidios en lo que va del 2019, y en la región Norte, la mayoría de los casos han ocurrido en La Vega.

Consideró que el plan nacional de prevención, sanción y atención de la violencia de género que merece ser revisado, debido a los cuestionamientos y a la cantidad de feminicidios que siguen produciéndose en el país.

Fondeur planteó que desde el Estado haya una voluntad para que se desarrollen mecanismos de prevención y educación, en vista de que se necesita de una transformación cultural para una sociedad machista como la actual.

“Nosotros entendemos que tanto el Poder Judicial como el Ministerio Público tienen la obligación de darle un seguimiento permanente y eficaz a los casos de violencia que lleguen”, acotó.

Lamentó que a pesar de que ponen sus denuncias y reciben órdenes de protección, caen víctimas de la violencia en algunos casos delante de sus hijos.

Considera que se debe crear una red de apoyo a las mujeres que se sienten amenazadas, compuesta por familiares y amigos a los que se les pueda confiar la situación, para evitar que puedan caer víctimas de la violencia.