• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
7 de Abril, 2020
Por:  - martes 21 enero, 2020

Párroco dice es necesario pedir a Dios para que cese la violencia

Santo Domingo, República Dominicana.-Los casos recientes de violencia mantienen presionado el botón de alarma y concentran las mayores peticiones a la Virgen de la Altagracia, protectora del pueblo dominicano.

La muerte de Julissa Campos, impactada de un disparo en el pecho por delincuentes que intentaron penetrara a su vivienda, en el sector el Brisal, en Santo Domingo Este, es el caso más reciente que ha consternado a la sociedad y generado gran preocupación entre los actores de los diferentes estratos.

El sacerdote Juan Carlos Acevedo aprovechó su homilía en la iglesia Nuestra Señora de la Altagracia, para exhortar a los presentes pedir a Dios piedad y que cese la violencia.

Y es que, a decir del sacerdote, los casos que han llevado luto y generado preocupación en la sociedad, evidencian la falta de Dios en el corazón de las personas.

“Muchos de los actos delictivos que vemos actualmente en el país son porque no tenemos temor a Dios y constantemente se observan actitudes que no vienen del Señor”. Dijo el religioso.

La exhortación del párroco Juan Carlos Acevedo, desde la iglesia nuestra Señora de la Altagracia, es pedir a Dios piedad y abogar por el cese de la delincuencia y la criminalidad.

“Pidamos a Dios que nos conceda piedad para que haya menos muertes en el mundo”. Expresó en medio de la ceremonia religiosa dedicada a la Virgen de la Altagracia.

En los alrededores de la iglesia se vieron agentes de la Policía Nacional (PN) colaborando con el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), para mantener el orden en la zona.