• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
18 de Mayo, 2020
Por:  - miércoles 01 abril, 2020

Disminuye afluencia de desesperados compradores a los supermercados

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Las filas de personas en los supermercados han disminuido considerablemente, luego de una especie de pandemónium a inicios de semana, ante el rumor de que el Gobierno extendería por 24 horas el toque de queda y cerraría los establecimientos de expendio de alimentos, a fin de disminuir la posibilidad de propagación y contagio del coronavirus.

Luego de que el Gobierno desmintiera la versión de que ampliaría a 24 horas el toque de queda ante el aumento de casos de coronavirus en el país, supermercados del Gran Santo Domingo que el lunes y martes fueron abarrotados hoy lucen desojados y con una tímida presencia de clientes.

La administración de supermercados como La Sirena y el Bravo, garantizan el abastecimiento de productos de todo tipo en estos días, en que reina una especie de pánico colectivo.

Pese a la garantía de abastecimiento, los supermercados han limitado la cantidad de productos por clientes, debido a que algunos comerciantes han tratado de aprovecharse de la situación.

Mientras, se siguen implementando medidas de seguridad para la protección de los clientes y el personal, como exigir el uso de mascarillas y guantes y marcar un Metro y medio de distancia entre las personas.

Sin embargo, aunque los clientes se protegen con guantes y mascarillas no guardan el metro de distancia en las filas cómo recomiendan las autoridades sanitarias.Mientras, se siguen implementando medidas de seguridad para la protección de los clientes y el personal, como exigir el uso de mascarillas y guantes y marcar un Metro y medio de distancia entre las personas.

Sin embargo, aunque los clientes se protegen con guantes y mascarillas no guardan el Metro de distancia en las filas cómo recomiendan las autoridades sanitarias.