• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
11 de Julio, 2020
Por:  - lunes 27 abril, 2020

La NBA autoriza practica individual de jugadores pero no antes del 8 de mayo

ESTADOS UNIDOS.-La NBA informó este lunes que planea permitir que los jugadores entrenen individualmente en instalaciones de sus equipos en aquellos lugares donde lo permitan las restricciones por la pandemia de COVID-19, aunque aclaró que no autorizará las prácticas antes del 8 de mayo.

Esta decisión se produce cuando varios gobiernos locales y estatales en Estados Unidos han comenzado a permitir la reapertura de negocios no esenciales.

Georgia y Oklahoma estuvieron entre los primeros estados con equipos de la NBA (Atlanta Hawks y Oklahoma City Thunder, respectivamente) en relajar las restricciones por la pandemia, abriendo la puerta a que se reabran los gimnasios y canchas de los equipos.

“El propósito de estos cambios es permitir un entorno seguro y controlado para que los jugadores se entrenen en los estados que lo permitan, y crear un proceso para identificar opciones de entrenamiento seguras para los jugadores ubicados en otros estados”, dijo la NBA en un comunicado.

La liga citó el 8 de mayo como la fecha en la que podría comenzar a permitir el acceso de los jugadores a las instalaciones, pero también advirtió que podría retrasarla en función de cómo evolucione la pandemia en Estados Unidos.

La NBA suspendió su temporada 2019-2020 desde el pasado 12 de marzo después de que el pivot francés Jazz Rudy Gobert, de Utah Jazz, diera positivo al COVID-19.

Desde entonces la NBA ha pedido más tiempo para decidir si la temporada podrá reanudarse y, en caso afirmativo, en qué fechas y formatos.

La posible luz verde de la NBA a las prácticas, que serían de carácter voluntario, podría abrir la puerta a que al menos 10 de los 30 equipos tengan la posibilidad de recibir a sus jugadores y prepararles un entorno seguro de entrenamiento.

Otra preocupación para la NBA es que pueda darse una ventaja comparativa para los equipos a los que se permitan estos entrenamientos, ya que su plantilla podría estar más preparada físicamente de cara a un eventual regreso de la competición.

En ese sentido, la NBA dijo que trabajará para “identificar alternativas” para aquellos equipos que tengan prohibido poner sus instalaciones a disposición de los jugadores debido a las restricciones de sus autoridades.

En teoría, esto podría incluir que algunos jugadores que se encuentran en otras ciudades se puedan preparar en instalaciones de equipos rivales de la NBA.

En cuanto a las normas que se deberán cumplir en los entrenamientos, la NBA dijo que no se permitirá que hayan más de cuatro jugadores en una instalación al mismo tiempo y que ningún entrenador principal o asistente podrá participar en ningún tipo de entrenamiento.

Los entrenamientos de grupo seguirán estando prohibidos y los jugadores tampoco podrán ejercitarse en lugares que no pertenezcan a equipos, como gimnasios y centros de fitness públicos.

La NBA suspendió los juegos cuando restaba poco más de un mes para el fin de la temporada regular. Los playoffs, que se extienden por dos meses, deberían haber comenzado el 18 de abril.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, recalcó que no tomará ninguna decisión sobre el futuro de la temporada antes de mayo, mientras reportes periodísticos indican que la liga podría llegar a alargar el calendario hasta principios de septiembre si así logra salvar la temporada.

Entre los escenarios encima de la mesa para reanudar la temporada cumpliendo con las restricciones por la pandemia está el de que todos los partidos se jueguen en una misma ciudad, haciendo continuos tests a los jugadores y manteniéndoles en un entorno lo más resguardado del virus que sea posible.

En Estados Unidos, más de 980.000 personas han sido contagiadas y más de 55.000 han fallecido a causa del nuevo coronavirus, según el recuento de la universidad Johns Hopkins.