• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
16 de Julio, 2020
Por:  - miércoles 10 junio, 2020

Los cambios y las costumbres

Cuando algún día podamos tirar la mascarilla y con manos limpias saludarnos con un beso, entonces podríamos no solo mostrar nuestra mejor sonrisa y dar un apretón de manos a nuestro semejante…también vamos a valorar lo que hasta antes de la pandemia nos era insignificante o quizás indiferente.

Y es que, como ya he escuchado decir a miles, el mundo cambió y por ende, nos cambió la vida.

Este cambio, provocado por un microscópico, pero agresivo enemigo, ha sido drástico, tanto que sin cometer delito alguno, nos ha encerrado entre cuatro paredes y un techo, con la limitada posibilidad de manejarnos entre casa y trabajo, amordazados por obligación y atados de manos para no atentar contra nosotros, ni contra los nuestros.

Almorzar o tomar un café para compartir con un pariente o amigo sobre temas de rutina o de negocios, va quedando en el pasado, al igual que hacer vida nocturna en los lugares orientados para ello.

Pero aún más. Estamos cohibidos de velar como es debido a nuestros seres y, menos solidarizarnos en persona con amigos o compañeros de trabajo que han perdido a los suyos.

De todos estos y otros tantos cambios se ha encargado el Covid-19, una nueva cepa de coronavirus que brotó en Wuhan- China y que raudo y veloz traspasó fronteras, cerrando aulas e irrumpiendo la cotidianidad en el mundo, en unos países más que en otros, pero en fin, provocando muertes, frenando tránsito por aire, tierra y mar.

En síntesis, ese enemigo microscópico, que no de buena forma se ha dado a conocer de manera global, lo ha cambiado todo, pero ha convocado a dar el verdadero valor a la vida.

“Cuán importante era sentirnos cerca y demostrarnos el amor…Si, estamos aislados, pero al mismo tiempo estamos unidos”, reflexiona  José Luis Rodríguez “El Puma”, en un escrito a propósito del tema.

Y es que, la pandemia que ha sepultado tradiciones y costumbres nos ha obligado a dejar de pensar en nosotros mimos, para pensar en el bien común.