• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
22 de Septiembre, 2020
Por:  - miércoles 22 julio, 2020

Partido Revolucionario Moderno podría quedar huérfano

República Dominicana. El triunfo del Partido Revolucionario Moderno de las elecciones municipales del 15 de marzo y las presidenciales y congresuales del pasado 5 de julio, ha dejado huérfano de autoridades a esa organización política.

En las pocas designaciones que a través de Twiter ha hecho el presidente electo Luis Abinader, ha nombrado en cargos de suma importancia a las autoridades del PRM.

En efecto, Ignacio Paliza presidente PRM, será el Ministro de la presidencia, Deligne Asención Secretario de Organización, fue designado  Ministro de Obras Públicas, Mientras que la Secretaria General de la organización política Carolina Mejía, es la actual alcaldesa del Distrito Nacional, nominación que ganó en las pasadas elecciones municipales del 15 de marzo, y se espera que en los próximos días sean nombrados otros importantes dirigentes en el gobierno que inicia el próximo 16 de agosto.

Una situación similar ocurrió con el Partido de la Liberación Dominicana en sus 5  periodos de gobierno.

Desde entonces, fueron muchas las quejas de la dirigencia media, de que el PLD se había congelado y anquilosado, debido al abandono de su alta dirigencia, al punto de que algunos han afirmado con vehemencia, que la crisis interna que generó la división y les provocó la reciente derrota electoral, se debe al desdén con que el Comité Político manejo la dirección del Partido en los últimos años, porque estaban concentrados en sus funciones de gobierno y soltaron en banda a las bases.

El presidente Luis Abinader no debe perder la perspectiva, debe observar con sabiduría el fracaso del PLD para no cometer el mismo error. De esta manera, protegerá su organización política, al sistema de partidos y a la democracia dominicana.