• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
22 de Septiembre, 2020
Por:  - viernes 31 julio, 2020

Residentes en la rivera del río Ozama intentan reponerse a daños de tormenta Isaías

República Dominicana-Con los colchones al sol, los trastes en fundas plásticas y sacando agua y lodo de sus casas, amanecieron hoy residentes en la rivera del Río Ozama, que cómo es habitual se desbordó con las lluvias generadas durante este jueves por la tormenta tropical Isaías.

Para quienes pasaron la noche en vela, vigilantes ante la amenaza de una crecida producto de las lluvias generadas por Isaías, no aplica la frase de que “después de la tormenta llega la calma”.

En la humilde sala de la casa de hoja lata y cartón del señor Fermín Vicente, residente en el sector Rivera del Ozama en Los Tres Brazos, todavía permanece la cubeta que fue colocada allí para aparar el agua que se escapa por el techado de zinc, mientras la cama sigue encima de los block en los que fue subida para evitar que el agua la alcance.

“Nosotros los moradores de aquí no dormimos en la noche nos mantuvimos siempre a la expectativa porque muchas casa se inundaron y la gente lo que hacía era subir los trastes”, señaló Fermín Vicente, mientras sacaba los trastes que había guardado en fundas plásticas.

Y así como Fermín Vicente no pudo dormir, tampoco lo hizo su vecino Andrés Ruiz, quien narra que ha habido ocasiones en las que ha tenido que subir la cama en el techo para evitar que se moje.

La travesía de Apolinar Mejía y Mabel de la Cruz, en La Ciénaga no fue distinta. Ellos tampoco pegaron un ojo en toda la noche y se mantuvieron alerta por si en algún momento la situación empeoraba. Aunque el río se metió a sus casas aseguran que no tuvieron que abandonarlas.

“Por aquí nadie durmió con miedo a que se meta el río yo me la pasé sentado en una silla, pero tenía miedo de abrir la puerta por la brisa”, narró Apolinar Mejía, residente La Ciénaga.

Pese a que cuentan con varios albergues donde refugiarse, en estos sectores los hombres prefieran poner a salvo a las mujeres y los niños y quedarse cuidando sus pertenencias.

“Mientras tanto uno trata de cuidar lo poco que tiene, pero no puedo irme por la razón de que cuando tú abandona aparecen gente que vienen y se llevan lo que tú tienes en tu casa”, expresó Andrés Ruiz, residente Ribera del Ozama.

Aunque la tormenta tropical se aleja hacia Haití de acuerdo a la ONAMET durante el día de hoy se seguirán registrando lluvias con algunas ráfagas de viento y tormentas eléctricas.