• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
20 de Octubre, 2020
Por:  - domingo 18 octubre, 2020

Visitas a cárcel La Victoria han disminuido luego de circulación del Covid-19

República Dominicana.- Las visitas al recinto penitenciario La Victoria han disminuido luego de la circulación del Covid-19 en territorio dominicano.

Este domingo, en medio del protocolo dispuesto para evitar la propagación de la enfermedad,  eran muchas las quejas de los hombres y mujeres que acudieron a la vieja cárcel a ver a sus parientes o amigos y que para muchos al final fue imposible.

Varias horas en fila, con bultos en manos y cumpliendo un distanciamiento obligado por un protocolo sanitario, no es garantía para los que van a la Penitenciaría Nacional La Victoria a ver a sus presos.

Olmeda Guzmán, madre de un privado de libertad en la referida cárcel, expresó su queja ante las cámaras de este medio de comunicación, “Aquí duramos horas esperando que nos llamen y nunca nos llaman, nos tenemos que ir para la casa sin ver a nuestros familiares”.

Pero no todos opinan igual. También hay quienes están de acuerdo con el control dispuesto y que cuidan los agentes, con las  medidas establecidas para evitar la propagación del coronavirus.

“Compramos con mucho sacrificio algunas cosas para nuestra familia que está preso aquí, y nos tenemos que ir a casa sin verlo y con la compra, y él pasando trabajo ahí dentro”, puntualizó el tío de un recluso, Segundo Maldonado.

Por el mismo protocolo, muchos tienen que regresar con su cantina en mano y sin ver a su pariente, amigo o vecino. Pues, concluyó la hora de visita y no le fue posible entrar.

A diferencia de ocho meses atrás, este domingo se observó poca presencia de visitantes en la Cárcel La Victoria y, los que asistieron aprovecharon para llamar a las autoridades penitenciarias a buscar soluciones y evitar los inconvenientes que hasta le impiden ver a sus presos.