• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
17 de Enero, 2021
Por:  - viernes 27 noviembre, 2020

Con 58 años de matrimonio Antonia y Manuel exhortan parejas a cultivar respeto y temor a Dios

República Dominicana.- Manuel  Rosario y Antonia Rosario son una pareja de esposos con 58 años de casados. El hecho de que casi

un centenar de mujeres hayan sido asesinadas en lo que va del presente año, le impide ser indiferente ante tantas desgracias.

A sus 85 años, Manuel Antonio, entiende que el amor, el respeto y la comprensión son la base para que un matrimonio se mantenga en el tiempo.

“Para mi esas son locuras, falta de reconocimiento, falta de valor y falta de conciencia, en el mundo todos tenemos que vivir, nadie nació pegao, nadie es dueño de nadie. Una mujer es lo mas valioso para un hombre pero debe entender que la debe respetar, no hay que darle galleta a una mujer porque no quiera a un hombre o porque salga por ahí”, afirma Manuel Rosario, preocupado por el flajelo de violencia.

Manuel llama a sus compatriotas a respetar a las mujeres y amarlas de corazón.

Su esposa, Antonia, de 80 años, dice que en el matrimonio se debe estar atento a los signos de violencia y que la solución al problema de los feminicidios no es solo responsabilidad de las autoridades.

“Si un hombre te amenaza constantemente y sigues con el debes revisarte, o se separan o buscan una solución”, afirma Antonia.

Esta entusiasta octagenaria, es una líder en el sector San Bartolo, en Santo Domingo Este,  por su experiencia y los consejos que brinda a las familias,  considera que ante la ola de violencia intrafamiliar que afecta el país, no se le puede cargar el dado solo a las autoridades, “el hombre y la mujer, deben amarse y mantener sobre todo el respeto, cuando no hay respeto el uno por el otro, nada llega lejos”.

Tanto Manuel como su esposa Antonia, exhortan a los más jóvenes a combinar el respeto y el temor de Dios para poder tener matrimonios duraderos.

El informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe –CEPAL-, donde se ubica a RD en el tercer lugar entre las naciones de la región con mayor índice de asesinatos de mujeres, sigue provocando reacciones a nivel local.

El alto número de feminicidios llena de pánico a muchas mujeres víctimas de violencia, que se sienten indefensas y tienen temor de denunciar a sus agresores.

Rosanna Velez, admite que muchas veces se siente con temor, cada vez que ve en las noticias que un hombre mata a su esposa, “esto cada vez va en aumento, ahora matan a la mujer, a  la suegra, al suegro, al cuñado y a los niños”.

Para Lucía Terrero, el problema debe abordarse de raíz, considerando todos los factores que dan al traste a los feminicidios. Considera que más que evitar las muertes de las mujeres, muchas veces las ordenes de alejamiento, desata una ira incontenible en los hombres.

La población espera que el “Plan estratégico por una vida libre de violencia para las mujeres”, puesto en marcha por las autoridades no se quede en palabras y se pueda detener el flagelo de los feminicidios que tanto luto lleva a las familias dominicanas.
Isaac Rivas considera que la falta de Dios en la vida de las personas es la responsable de la ola de violencia intrafamiliar.