• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
25 de Septiembre, 2021
Por:  - miércoles 23 diciembre, 2020

En 2020 ni la amenaza que representa la pandemia detuvo los hechos de violencia en RD

República Dominicana.-Ni siquiera la amenaza que representa la pandemia del Coronavirus para la salud de cada familia, en momentos en que la unión de todos se impone para evitar contagios que en ocasiones resultan fatales, detuvo los hechos en violencia en la sociedad dominicana durante el 2020, donde sobresalen las agresiones masculinas contra las mujeres.

Los feminicidios se hicieron presentes en el 2020, tan temprano como el primero de enero, día de Año Nuevo, fecha en que tres mujeres fueron asesinadas y un cuarto intento resultó frustrado.

A partir de entonces las agresiones no se detuvieron, y 48 horas después, el 3 de enero, el nombrado Raúl Ureña, de 59 años, asesina a tiros su ex pareja Yacilys Cáceres, de 25, en Villa La Mata de Cotuí y se suicida en casa de su madre, en el paraje Los Corozos.

Al día siguiente, desaparece en Santiago Yaneisy Rodríguez, la niña de 4 años que luego se descubrió fue violada y asesinada por dos adolescentes cerca de su casa, en Barranca de Sabana Iglesia.

Entre feminicidios, violencia y hechos delincuenciales, se produce el 20 de febrero la muerte de la ejecutiva bancaria Julissa Campos, asesinada en la madrugada por delincuentes de un tiro en el corazón, cuando trataron de penetrar a su residencia en Santo Domingo Este.

El 9 de marzo, Desde una motocicleta en marcha acribillan a tiros a Yerry Cordero, quien junto a su esposa transitaba por la 27 de febrero en el Distrito Nacional. La víctima era hijo de Pascual Cordero –El Chino-, condenado por narcotráfico, y Policía Nacional dice que se trata de un ajuste de cuentas.

Otro hecho violento que generó la atención de la población se produjo en junio en Santiago, donde fue asesinado a tiros el ex teniente de la Policía, Fernando de los Santos –LA SOGA-, a quien las autoridades le atribuían haber matado más de 30 personas.

También en junio, delincuentes asesinaron en San Cristóbal al capitán Richy Rubio Reyes, escolta del entonces ministro de Interior y Policía Monchy Fadul.

El 16 de agosto, mientras en el centro de los Héroes Luis Abinader juraba como presidente de la República, en el Ensanche Isabelita desaparecía la menor de 9 años Liz María Sánchez, y el nombrado Francisco Santos –alias el panadero- confiesa días más tarde que la violó, la asesinó y luego lanzó al mar caribe su cadáver.

El hecho consternó hasta al presidente de la República.

En agosto, desconocidos matan dos e hieren otra persona en un alegado ajuste de cuentas en Punta Cana, y en septiembre El Vigilante privado José Alejo, de 27 años, asesina tres empleados compañeros de labores, incluyendo un ingeniero agrónomo en Bonao.

En octubre muere la niña de 5 años Yulenski Batista, durante un asalto a su hogar en Los Alcarrizos.

En noviembre, Geraldo Severino, de 28 años, asesina su ex pareja de 26, Silvia Pozo, y además hiere de bala a sus padres y un hermano de la víctima en el sector Puerto Rico, en Arroyo Hondo. Severino luego se suicida.

A sólo 48 horas de esa tragedia, el 9 de noviembre, el nombrado Rubén Darío Jiménez mata a su ex pareja, sus ex suegros y un cuñado en Brisas del Edén, en Santo Domingo Este.

Otras dos personas resultan heridas durante el ataque a tiros.

Ocho días después agentes policiales matan a tiros a Rubén Darío Jiménez, en un complejo de cabañas en Santo Domingo Este, donde también muerte su acompañante, José Luis Mañón, de 20 años, quien alegadamente era el taxista del prófugo.

Frente a tantos hechos de violencia encadenados uno detrás de otros, el Presidente Abinader se pronuncia y afirma que su gobierno combatirá la criminalidad como nunca antes.

Con República Dominicana ocupando el tercer lugar entre los países de América Latina con más feminicidios, con una tasa del 2,7 por cien mil mujeres, solo superado por Honduras y el Salvador, el nuevo Gobierno de Luis Abinader pone en marcha el Plan Estratégico por una vida Libre de Violencia para las Mujeres.

A lo largo de los últimos años son varios los programas de atención integral contra la violencia puestos en ejecución por las autoridades, sin lograr los mejores resultados para frenar tragedias que llenan de luto decenas de familias, dejan centenares de niños y niñas en la orfandad, provocando en ellos traumas sicológicos difícil de superar. El 2020 no fue diferente en ese sentido.