• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
30 de Julio, 2021
Por:  - miércoles 23 diciembre, 2020

En el 2020 Haití siguió con su inestabilidad política y desigualdad social profundizadas y un grave problema migratorio para República Dominicana

República Dominicana.-Por los siglos de los siglos, Haití y República Dominicana estarán condenados a convivir en los 72 mil kilómetros cuadrados de la Isla Hispaniola, porque ninguno de los dos países parece tener las pretensiones de mudarse.

Durante el año 2020 Haití siguió siendo el mismo pueblo de los últimos tiempos, pero con sus dificultades de inestabilidad política y desigualdad social profundizadas y un grave problema migratorio para República Dominicana, del que se benefician empresarios, comerciantes y hasta los militares de puesto en la frontera que comparten ambas naciones.

Lo primero que hicieron las autoridades dominicanas comenzando el 2020, fue devolver el 2 de enero hacia Haití un grupo de policías que huyeron de turbas delincuenciales y se refugiaron en territorio dominicano.

En un país donde los delincuentes imponen su ley, darle una carrera a los agentes del orden no sería la gran novedad, pero sí resultan novedosos los enfrentamientos entre soldados y policías que reclaman reivindicaciones sociales, con balances trágicos de muertos y heridos.

En el 2019 la crisis en Haití se agravó, provocando protestas de sectores que piden renuncia del presidente.
(De Archivo)

Los Policías haitianos han demostrado ser expertos incendiando neumáticos, vehículos y montando barricadas.

Aunque lo ha hecho en ocasiones anteriores por diferentes circunstancias, las autoridades haitianas aprovecharon el tema de la pandemia y, en marzo pasado cerraron la frontera con República Dominicana, argumentando que era una medida de prevención por el Covid 19.

Más adelante aumentaron las tarifas de importación a los productos dominicanos, y los industriales locales que hacen negocios con el vecino país, solicitaron de inmediato la intervención del gobierno dominicano en la solución de un conflicto de intereses económicos.

Durante el 2020, Haití estrenó un nuevo embajador en República Dominicana, designando en la posición al sociólogo Smith Augustin, un especialista en relaciones haitiano-dominicanas, jurista y filósofo, discípulo del diplomático haitiano Guy Alexandre.

El cambio de diplomáticos se produjo en medio de un vendaval de denuncias procedentes de Pedernales, sobre un intenso tráfico de ilegales desde Haití, señalando que por esa zona de la frontera es casi libre el tránsito de indocumentados, mientras que por Dajabón el Masacre se sigue pasando a pie.

Entre denuncia y denuncias sobre el trasiego de ilegales, el 21 de octubre Haití cierra el paso de patanas desde República Dominicana, y en reuniones de autoridades de ambos países se habla hasta de redefinición de límites fronterizos.

Tras conocer la información, los llamados grupos nacionalistas se pronuncian y advierten que con cada acuerdo de esa naturaleza a través de la historia RD ha salido perdiendo parte de su territorio.

Y mientras eso ocurre en la frontera, más parturientas haitianas siguen llegando cada día a las maternidades dominicanas del Gran Santo Domingo,  Santiago y otros puntos del país.

En el 2020 volvieron las protestas a las calles de Haití, reclamando la renuncia del presidente Jovenel Moise, mientras otros protestan contra la ola de secuestros que se ha desatado en el vecino país.

Tratando de bajar la temperatura de las protestas, el Consejo Electoral Provisional de Haití anunció a finales de noviembre que prepara una propuesta de calendario para montar elecciones en el 2021.

En medio de la crisis y ya finalizando el 2020, estuvo de visita en República Dominicana por una semana, el canciller haitiano Claude Joseph, quien firmó con su homólogo dominicano un protocolo para la reparación de las pirámides comunes que identifican los límites fronterizos entre ambas naciones, enfrentar de manera conjunta los efectos adversos del COVID-19 y reactivar la comisión mixta creada en 1996 para impulsar las relaciones bilaterales.

Antes de marcharse a Puerto Príncipe, Claude Joseph pidió al gobierno dominicano eliminar la “narrativa negativa”, que según dijo tienen las autoridades locales hacia Haití y sus ciudadanos.